ElKe König no facilita el informe de Deloitte sobre el Popular al Congreso

ElKe König no facilita el informe de Deloitte sobre el Popular al Congreso

11 diciembre, 2017
|
Actualizado: 11 diciembre, 2017 11:58
|

Elke König tendrá que explicar sus polémicas declaraciones sobre Banco Popular, al asegurar que era una de las entidades financieras bajo vigilancia de la Junta Única de Resolución. La presidenta de la JUR ha sufrido un retraso en su vuelo por la tormenta Ana.

Poco antes de la resolución del Popular, König desató una oleada de incertidumbre sobre la entidad financiera, que pudo provocar una fuga masiva de depósitos. En una entrevista concedida a Reuters a finales de mayo, una semana antes de la resolución, König aseguró que la JUR tenía bajo vigilancia a Banco Popular, en caso de una venta fallida. En este sentido, aseguró que el Banco Popular estaba en «alerta temprana». Poco después, el MUR desautorizaba a König: «El MUR nunca lanza alertas sobre bancos; los planes de resolución y borradores son habituales y nuestra tarea diaria». No obstante, el daño estaba hecho.

König no divulgará el polémico informe de Deloitte sobre Banco Popular. Se trata de un estudio «provisional» y por tanto no definitivo, en el que se basó la JUR para resolver la entidad financiera y venderla después al Santander por un euro simbólico.

Los partidos presentes en la Comisión de Investigación de la crisis financiera preguntarán a König sobre el por qué aseguró que Banco Popular estaba en «alerta temprana», pese a que no podía hablar sobre el asunto

Las formaciones indagarán, además, en el informe de Deloitte, más cuando aún no se han hecho públicos gran parte de su contenido debido a su supuesto carácter confidencial. No obstante, König se basó en un informe preliminar, pese a que el mecanismo de la JUR obliga a que sea definitivo.

Los 305.000 ex accionistas de Banco Popular no tendrán respuestas claras sobre el por qué de la actuación de la JUR, más allá de las declaraciones oficiales realizadas el pasado 7 de junio, el mismo día en el que Banco Santander compró la entidad financiera. De esta forma, se pondrá de manifiesto la opacidad de la operación.

El Panel de Apelación de la JUR ha exigido que la JUR facilite el informe a la familia Luksic, pero sin dar a conocer los datos supuestamente confidenciales. Este documento está en poder del FROB español, cuyo máximo responsable es Luis de Guindos, ministro de Economía. El FROB ha afirmado ya que lo entregará a un juez, pero advirtiendo de las partes confidenciales, para que no entre en el contenido del sumario. No obstante, será el juez quien decida si lo incluye finalemente, sin que Bruselas pueda impedirlo.

Asimismo, la JUR solo facilitó dos cifras del polémico informe de Deloitte. De hecho, solo se habló oficialmente de dos escenarios, escondiendo el tercero. La valoración para Deloitte pasaba de los -8.200 a -2.000 millones. No obstante, en un escenario más benigno se calcularon 1.500 millones positivos. La JUR ha denegado el acceso del informe de Deloitte al Congreso, una muestra más de la opacidad.

Noticias Relacionadas: