En Madrid se venden ya 300.000 vehículos más que en Cataluña, con un millón más de habitantes

En Madrid se venden ya 300.000 vehículos más que en Cataluña, con un millón más de habitantes

19 enero, 2020
|
Actualizado: 19 enero, 2020 1:46
|

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España disminuyeron en 2019 por primera vez desde 2012, un 4,8% en comparación con el año anterior, hasta 1.258.260 unidades (63.177 menos), pero no lo ha hecho por igual en todas las regiones españolas, destacando el ascenso de Madrid a cifras récord, la única que crece junto a Murcia, y el fuerte descenso en Cataluña.

Por comunidades autónomas, Murcia y Madrid han sido las dos únicas que han cerrado 2019 con cifras positivas de matriculaciones de turismos y todoterrenos en comparación con el año anterior, con el 9,8 % y el 1,6 %, respectivamente de crecimiento.

En Cataluña, que registra la segunda cuota de mercado más importante del país (13,8 %), la caída ha sido del 6,3%, hasta las 173.469 unidades. Esa cifra supone menos de 300.000 vehículos que los vendidos en Madrid, una distancia que año tras año se va incrementando hasta llegar a ese récord de diferencia del año pasado y eso que la región catalana cuenta con un millón más de habitantes que la comunidad madrileña. Madrid supone ahora el 36% del mercado del automóvil, mientras Barcelona no llega al 14%.

Aunque el canal de particulares ha caído tanto en Madrid como en Barcelona ante la incertidumbre que vive el sector por la inseguridad jurídica que ha inyectado en el automóvil el Gobierno de Pedro Sánchez, Madrid también resiste mejor.

La gran diferencia se produce en los canales de empresas y de empresas de alquiler, debido especialmente por el traslado desde 2017 de miles de sede sociales de empresas de Cataluña a Madrid por la incertidumbre que genera el constante y progresivo aumento del separatismo catalán entre los empresarios

Pero también hay un tema fiscal. Mientras Cataluña tiene una de las peores fiscalidades autonómicas, no sólo en IRPF, sino en otras materias, algunas de ellas que afectan directamente al automóvil, como el impuesto de matriculación o del tracción mecánica de los ayuntamientos, Madrid goza de uno los regímenes fiscales más benevolentes con el contribuyente.

Con la caída de la venta de automóviles, los que más pierden, además de las marcas, los concesionarios o los talleres, son las arcas públicas catalanas que dejan de ingresar los impuestos relacionados con un vehículo desde su compra hasta su desguace.

Mientras tanto más ventas, significan mayores ingresos fiscales públicos, más empleo y más crecimiento de la economía.

De hecho, en 2018, dato conocido a finales de 2019, Madrid adelantó a Cataluña en términos de riqueza económica, es decir, en la ratio PIB. Se convirtió en 2018 en la economía regional con mayor peso dentro el PIB nacional, con un 19,2 % del total, con 230.794 millones de euros, frente a 228.682 millones, 19%, de Cataluña.

La serie histórica del INE refleja que Madrid se ha situado 0,2 puntos por encima de Cataluña, cuando en el año 2000 estaba 1,2 puntos por debajo (17,7 % Madrid y 18,9 % Cataluña) y en 2010 estaba 0,4 puntos por debajo (18,4 % Madrid y 18,8 % Cataluña). En 2018 ya está por encima, una tendencia que los expertos creen que se ha mantenido a lo largo de 2019 y que seguirá vigente en los próximos ejercicios.

Noticias Relacionadas: