Ence carga contra la izquierda y defiende su planta de Pontevedra

Ence carga contra la izquierda y defiende su planta de Pontevedra

23 febrero, 2016
|
Actualizado: 23 febrero, 2016 0:00
|

La compañía de energía y celulosa Ence ha cargado contra la izquierda, a la que exige no jugar «políticamente» con su planta de fabricación de pasta de papel en Pontevedra, que genera «miles de puestos de trabajo» y cumple «rigurosamente» con la normativa medioambiental.

La empresa niega las acusaciones de contaminación del ayuntamiento de la ciudad: «La factoría cumple al 100% la legislación ambiental europea, española y gallega», señala en un anuncio publicado en varios medios de comunicación.

La factoría de Ence consiguió el pasado 25 de enero una prórroga por 60 años para la ocupación de los terrenos en los que se sitúa su centro de operaciones, en la ría de Pontevedra.

Esta decisión ha generado polémica en el seno de la corporación municipal, que la rechazó, con votos de PSdeG-PSOE, En Marea y BNG, en un pleno celebrado ayer en el que también se declaró al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, «persona non grata» en Pontevedra.

En el anuncio, Ence pide a quienes no están de acuerdo con la prórroga que «acudan a los tribunales» y que no se use su nombre «para luchas políticas«.

Asimismo, la compañía enumera los reconocimientos que han recibido por su «proceso ejemplar de transformación ambiental«, entre los que destacan el Nordic Swan (etiqueta ecológica oficial de los países nórdicos), la bandera azul de la UE que hay en las playas situadas enfrente de la fábrica o el apoyo de la Comisión Europea a su modelo de gestión y compromiso con la mejora ambiental de la fábrica.

Ence también resalta que el aire de Pontevedra supera «todos los días del año» los parámetros de calidad recomendados por la OMS y que es «la única» de las ciudades costeras gallegas que alcanza esos niveles.

Por otra parte, la empresa denuncia que la desaparición de la fábrica «solo beneficiaría a especuladores inmobiliarios«, ya que su terreno no sería destinado a playa o zona de marisqueo.

La compañía ha confirmado también su compromiso de invertir 61 millones de euros en la fábrica «para seguir generando empleo en la comarca».

El director de la factoría, Antonio Casal, aseguró que Ence «respetó todo lo que había que respetar» para conseguir la prórroga, y auguró un futuro «muy bueno» para la factoría y sus 370 trabajadores.

El pasado 29 de enero se celebró una manifestación en contra de Ence en Pontevedra, a la que acudieron unas 10.000 personas que protestaron contra la factoría, pidiendo su cierre por los olores que emite y el impedimento que supone para el despegue de la ría de Pontevedra como referente marisquero, pesquero y turístico.

Noticias Relacionadas: