PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Iberdrola y Endesa pujan por Genesys para evitar ahorros del 70% a los consumidores

Endesa e Iberdrola, junto a Abengoa, quieren hacerse con las patentes de Genesys, el invento de Fran Sánchez, ingeniero andaluz, que reduce la factura eléctrica entre un 68% y un 70%. Así lo ha asegurado José Juan Díaz, jefe del departamento Técnico  de Energeed a INTERECONOMÍA.COM.

PUBLICIDAD

Las eléctricas han puesto encima de la mesa ofertas de cientos de miles de euros encima de la mesa para hacerse con el negocio y evitar que Genesys pudiera estar al servicio de los consumidores y ahorrarles así un 70% en la factura. «La primera en pujar fue Endesa, Iberdrola subió con una contraoferta, y Abengoa, también interesada en el proyecto, se quedó fuera debido a su situación económica», ha apuntado Juan José Díaz.

«La cifra que puso Endesa» era mareante para cualquier empresario emprendedor como Fran Sánchez, ingeniero andaluz y padre de Genesys, una «criatura» que fue descubierta por casualidad. El ingeniero investigaba sobre motores de energía negativa, y en su lugar encontró la forma de almacenar y usar de forma distinta energía procedente de la red eléctrica sin que los motores de electrodomésticos y maquinaria industrial se viese afectado.

El equipo no genera energía como tal, tampoco es como las baterías de Tesla, sino que disminuye la potencia y el consumo contratados con las eléctricas sin perjudicar los motores de los electrodomésticos. Por el camino se ahorra cerca de un 75% en la potencia contratada –el principal indicador para conocer la cuantía de la factura de la luz– y reducir el consumo eléctrico en un 80%. Desde la empresa consideran que Genesys es una amenaza contra el negocio tradicional de las eléctricas, y el motivo por el que Endesa e Iberdrola quieren sus patentes para evitar que se expanda en el mercado.

PUBLICIDAD

Hoteles, industria y viviendas pagarían menos luz con Genesys

El modelo se fabricará la próxima semana en Liechtenstein y los primeros pedidos se probarán en Suiza, Liechtenstein y Holanda. En España, la cartera de clientes potenciales se ha iniciado con cadenas hoteleras, industrias y supermercados. En caso de que la prueba piloto fuera llevada con éxito, como ya ha ocurrido en otros puntos instalados, estos clientes tendrán un importante ahorro en la factura eléctrica, más cuando es uno de los principales gastos.

En Liechtenstein se fabricarán en los próximos días 1.000 unidades del equipo, cuya medida es como una lavadora. Los jefes de la empresa buscan ahora un modelo más pequeño, económico y con un peso considerablemente menor de los actuales. El precio para una vivienda oscila entre los 1.800 y 2.500 euros, dependiendo de la potencia que se quiera dar a la vivienda.

Entre las alternativas existe también la posibilidad de instalación en la comunidad de vecinos, por lo que ahorraría costes en la energía del ascensor, luces y otras maquinarias.

El sistema montado dentro de Genesys es «relativamente sencillo«, ha afirmado Díaz. De la red a un motor, del motor a la tracción y de ahí a un alternador que suministra y ahorra la energía. Genesys mejora el factor de potencia de los electrodomésticos, es decir, con una menor potencia y consumo de la red es capaz de dar el mismo servicio sin perder prestación alguna.

PUBLICIDAD

Genesys convierte así al consumidor en un ahorrador de energía. Las cifras de su modelo actual reducen el consumo en un 80%, la potencia en un 75% y la factura eléctrica en un 70%.

El invento es perfectamente legal y tiene ya los permisos pertinentes para ser usado en España. Asimismo, no se ve afectado por el «impuesto al Sol» aprobado por el ex ministro de Industria José Manuel Soria.

El consumidor, además, podrá ver en tiempo real los consumos que realiza mediante una aplicación en el móvil, así como detectar posibles fallos que tendrá el sistema. Estos fallos en ningún caso provocarían un apagón, sino que reducirían la potencia servida.