Un exdirectivo de Airbnb realquilaba ilegalmente un piso a turistas

Un exdirectivo de Airbnb realquilaba ilegalmente un piso a turistas

26 junio, 2017
|
Actualizado: 26 junio, 2017 21:23
|

Un exdirectivo de Airbnb realquiló durante años ilegalmente a turistas el piso que tenia arrendado como vivienda en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona a través de la plataforma, según ha explicado hoy la teniente de alcalde de Ecología Urbana, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

La teniente de alcalde ha destapado el caso en una rueda de prensa convocada para explicar novedades relativas a la inspección de los pisos turísticos ilegales en la ciudad.

Sanz ha calificado este caso de «grave y alarmante» y ha reclamado explicaciones a Airbnb, a la vez que ha considerado que «es uno de los elementos que demuestra que esta plataforma ha traspasado todos los límites posibles» y «estafa a la ciudad».

Para la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la plataforma de pisos turísticos «Airbnb está traspasando todos los límites legales». «Los hemos multado con 600.000 euros y seguiremos poniendo multas hasta que cumplan la ley», ha añadido la alcaldesa en su cuenta de Twitter, en alusión la sanción a la plataforma de alquiler de alojamientos por insistir en anunciar pisos turísticos sin licencia, vulnerando la legislación.

Janet Sanz, por su parte, ha reclamado a la plataforma de alquiler turístico que aclare si otras personas que trabajan en Airbnb no se dedican también a alquilar viviendas en Barcelona sin contar con la licencia de actividad turística preceptiva y publicitándolas a través de la plataforma, con lo que se vulnera la Ley catalana de Turismo.

El Ayuntamiento de Barcelona acusa a Airbnb de «incentivar» el alquiler turístico ilegal al anunciar pisos sin licencia para esta actividad sospecha que da «da cobertura a redes» que se dedican a esta actividad ilícita

La teniente de alcalde ha acusado a Airbnb de «incentivar» el alquiler turístico ilegal al anunciar pisos sin licencia para esta actividad y ha expresado sus sospechas de que la plataforma «da cobertura a redes» que se dedican a esta actividad ilícita.

En este sentido, ha anunciado que esta semana cerrará el expediente abierto en octubre a Airbnb por anunciar reiteradamente pisos turísticos sin licencia y la multará con 600.000 euros e inmediatamente le abrirá otro expediente sancionador si no «manifiesta la voluntad definitiva de cumplimiento de la ley» catalana para que «entienda que no tiene otra opción que cumplir con la legalidad».

Además, Janet Sanz ha explicado que se reunirán con la Generalitat para conseguir incrementar las sanciones por reincidencia continuada en el incumplimiento de la Ley de turismo, como es el caso de la plataforma, «para desincentivar una actitud de impunidad con la legalidad», y que el ayuntamiento explorará «todas las vías para que se cumpla la legislación».

«No necesitamos a Airbnb»

«Airbnb necesita más a las ciudades que las ciudades a Airbnb«, ha sentenciado Sanz, que ha subrayado que, a diferencia de otras ciudades, Barcelona «tiene la suerte» de tener una ley de turismo que impide publicitar actividades ilegales y ha señalado que son muchas las ciudades que piden consejo a la capital catalana para afrontar este problema.

Sobre los posibles casos de fraude en el alquiler de pisos a turistas, la teniente de alcalde ha estimado en una cifra entre 6.000 y 8.000 los «ilegales» y en un millar los que han dejado de publicitarse gracias a la colaboración de las plataformas.

Sobre los casos de orden de cese de actividad en que quien alquilaba ilegalmente era el inquilino de una vivienda residencial, la teniente de alcalde ha explicado que desde que en este mandato se inició el plan de choque han sido 316, que representan entre un 10 y un 15 % de los sancionados.

Por su parte, el concejal de Turismo, Agustí Colom, ha subrayado que Airbnb debe «pasar de ser parte del problema a ser parte de la solución», como han hecho el resto de plataformas de alquiler de pisos turísticos, que incluyen la referencia de licencia del piso ofrecido y retiran el anuncio si se descubre que es falsa.

También ha considerado que la reputación de Airbnb esta «dañada» porque ha quedado claro que no garantiza a los turistas ni la calidad de la prestación, ni la seguridad, ni que sus encargos no se vean interrumpidos.

«Los pisos turísticos ilegales no benefician a nadie excepto a la empresa que se dedica a ello», ha señalado el concejal, que ha pedido a los turistas que tengan un comportamiento responsable y verifiquen la legalidad del apartamento que alquilan.

Noticias Relacionadas: