PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La constructora de la familia Del Pino sufre el mayor desplome del Ibex 35.

Ferrovial cae el 4,56% tras la venta del hermano del presidente

Las acciones de Ferrovial se han anotado hoy la segunda mayor caída del Ibex 35 con un recorte del 4,56 % después de que uno de sus principales accionistas, Leopoldo del Pino, se desprendiese ayer de un 4,15 % de la compañía por 579,5 millones de euros con un descuento cercano al 5 %.

Al cierre de la sesión, los títulos de la compañía que preside Rafael del Pino se han situado en 19,15 euros, frente a los 20,07 euros de la víspera.

Esta caída se registra un día después de que Leopoldo del Pino y Calvo Sotelo, hermano del presidente de la constructora, comunicara la venta de un 4,15 % de Ferrovial por 579,5 millones de euros, un porcentaje que amplió desde el 3,46 % que sacó a la venta inicialmente a través de una colocación acelerada.

Tras esta operación, Leopoldo del Pino -a través de la sociedad Siemprelara- se deshizo de 30 millones de acciones reduciendo a la mitad, hasta un 4,1 %, su participación en Ferrovial desde el 8,3 % que controlaba antes de la colocación.

Después de la reorganización accionarial de la familia del Pino, Rafael del Pino afloró como primer accionista de Ferrovial con un 20,25 % del capital.

Por otro lado, María del Pino posee el 8,15 %, mientras que Joaquín del Pino ostenta un 2,53 % de las acciones.

En el accionariado de la compañía también está presente la gestora de inversiones estadounidense Blackrock, con un 3,02 % del capital social.

Con anterioridad a la reorganización accionarial, la familia Del Pino mantenía sus participaciones en el grupo a través de las sociedades Portman Baela y Karlovy.