PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El inversor ruso Mikhail Fridman controla ahora DIA.

Firdman, dueño deDIA, pide declarar sobre la quiebra de Zed por videconferencia

El empresario ruso y máximo accionista de la cadena de supermercados DIA, Mijaíl Fridman, ha pedido al juez que investiga la quiebra del grupo tecnológico Zed que su declaración como investigado, prevista para el 7 de octubre, se realice por videoconferencia desde Londres, donde reside.

PUBLICIDAD

El empresario se someterá a sendas operaciones oftalmológicas en septiembre y comienzos de octubre, tras las cuales es aconsejable no volar en avión, ha alegado el empresario.

A comienzos de agosto, el titular del juzgado central de Instrucción número 6 formalizó la imputación de Fridman por supuestos delitos contra el mercado, administración desleal, insolvencia punible y corrupción en los negocios, después de que la Fiscalía Anticorrupción ubicara al empresario en el origen de la insolvencia de Zed.

Según la Fiscalía, Fridman habría propiciado la asfixia de la compañía para después adquirirla a un «precio irrisorio».

PUBLICIDAD