Francisco González, presidente del BBVA, un gran admirador de la economía china

Francisco González, presidente del BBVA, un gran admirador de la economía china

24 enero, 2018
|
Actualizado: 24 enero, 2018 19:56
|
PUBLICIDAD

Si algo caracteriza a la economía china son las malas condiciones laborales de sus trabajadores y el plagio continuo de productos sin pagar patentes. Para el presidente del BBVA, sin embargo, «es una potencia increíble».
China «es una potencia increíble, con una expansión por todo el mundo ante la cual Occidente tiene que despertar para competir», ha señalado el presidente del BBVA, Francisco González, en Davos, Suiza. Lo que no aclaró el presidente del BBVA es si quiere que los europeos compitan en salarios bajos o plagiando productos.
El problema es que para competir con la economía China, los trabajadores europeos, incluidos los españoles, tendría que renunciar a sus salarios actuales y a sus jornadas laborales normales, que es lo que hace a la economía china ser más competitiva en precio, que no en calidad, respecto a Europa. Europa va por otro camino: mejores salarios y condiciones de trabajo, con mayor conciliación entre la vida familiar y la laboral.
Además, nadie se imagina a grandes compañías internacionales que no sean asiáticas plagiando productos sin pagar patentes para ello, desde el sector tecnolǵico pasando por el automovilítico u otro culquiera.
Pero en es gran admiración por la economía china, González ha citado a empresas chinas como Alibaba o Tencent, que en poco tiempo se han incorporado el mundo financiero con gran éxito, señala.

China «es una potencia increíble, con una expansión por todo el mundo ante la cual Occidente tiene que despertar para competir»

El presidente de BBVA, Francisco González, también ha dicho en el Foro Económico de Davos que la entidad «tiene que convertirse en una empresa digital lo antes posible», para ser tan eficientes como los gigantes de internet y contar con el mejor talento digital.
González, en una mesa de debate sobre el contexto financiero global, ha explicado que el «parámetro de comparación del banco» son los nuevos actores que han irrumpido en el negocio y cuyo nivel de eficiencia hay que alcanzar para acelerar nuestro proceso de transformación.
En su opinión, es imposible acometer la transformación digital con equipos convencionales, de ahí que el banco haya incorporado «el mejor talento digital», lo que unido a los expertos financieros abre paso a una nueva generación de profesionales con grandes capacidades para acelerar el cambio y adaptarse a la nueva realidad.
Todo ello en beneficio de los clientes, ha añadido, cuyo nivel de satisfacción aumenta drásticamente si se les ofrecen los productos adecuados.
El contexto financiero cambia a una velocidad «vertiginosa» ha asegurado, y en un futuro no muy lejano «no habrá lugar para las 20.000 entidades» que existen actualmente; sin embargo, BBVA cuenta con una ventaja sobre sus competidores, los datos.

BBVA, un banco que gestiona información

«Ya no veo a BBVA como un banco, sino como una empresa que gestiona información», es decir, datos, y esa información se puede convertir en cosas diferentes, como por ejemplo, una hipoteca, ha explicado.
El presidente de BBVA no se olvidó de mencionar a los reguladores, que «tienen que estar allí para ayudar a poner orden a todo el proceso que se está viviendo» pero cuya actuación puede tener en algunos casos «efectos colaterales negativos».
Junto con el presidente de BBVA han intervenido en el debate el consejero delegado de Infosys, Salil S. Parekh; el presidente de KPMG Canadá, Bill Thomas; y la presidenta de Publicidad y Convenios con clientes de NBCUniversal, Linda Yaccarino.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD