Programas del domingo
Galán ganó 136.165 euros y Prado, 56.192, en la semana de los máximos de la luz

Galán ganó 136.165 euros y Prado, 56.192, en la semana de los máximos de la luz

23 enero, 2017
|
Actualizado: 23 enero, 2017 21:59
|
PUBLICIDAD

Mientras miles de españoles no pudieron encender la calefacción por los altos precios que alcanzó la electricidad en la semana de la ola de frío, en esos mismos siete días, el presidente de Iberdrola, Ignación Sánchez Galán, ganó en concepto de sueldo 136.165 euros, mientras el de Endesa, Borja Prado, ingresó 56.192 euros.Y eso que esos datos corresponden al informe de Buen Gobierno Corporativo tanto de Iberdrola como de Endesa del año 2015, porque aún no se conocen las cifras de 2016, un ejercicio en el que el sueldo de ambos presidentes aumentó considerablemente como el beneficio de las compañías que presiden a costa de las subidas en el recibo de la luz de los sufridos consumidores españoles.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ganó 7,1 millones de euros en 2015, lo que equivale a 19.452 euros al día, el sueldo anual de muchos españoles. Durante los siete días de la ola de frio que ha padecido España y que, según las eléctricas, ha sido la causante de la vertical subida de los precios de la luz, que ha marcado máximos desde 2013, Ignacio Sánchez Galán ganó 136.165 euros. es decir, que su salario semanal supera en 6,20 veces el sueldo medio anual en España, que está en los 22.000 euros.

Ignacio Sánchez Galán gana 19.452 euros diarios y Borja Prado 8.077 vendiendo a precio de lujo un producto básico y de primera necesidad para todos los españoles

Borja Prado tampoco está nada mal pagado. El presidente de Endesa, la exempresa pública española de electricidad, que volvió a manos públicas, pero italianas, en 2099 tras su privatización total en la década del 2000, tuvo un sueldo total de 2,93 millones de euros en 2015.
En la semana de la ola de frío, Borja Prado ganó 56.192 euros, o lo que es lo mismo, 8.077 euros diarios.
Todo ello en un contexto donde las eléctricas se niegan a financiar el bono social a las personas más vulnerables y piden cortar  la luz en cuanto haya retrasos en los pagos de sus clientes aunque estos se situen por debajo de los 50 euros mensuales.
Galán y Prado cuentan con sueldos millonarios que logran con un producto, como es la electricidad, básico y de primera necesidad, como puede ser el pan, para todos los ciudadanos y que se paga a precio de lujo para mantener sus excéntricos niveles de vida.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD