El Gobierno permite desplegar la fibra óptica por infraestructuras públicas

El Gobierno permite desplegar la fibra óptica por infraestructuras públicas

09 septiembre, 2016
|
Actualizado: 09 septiembre, 2016 14:25
|
PUBLICIDAD

Las operadoras de telecomunicaciones podrán desplegar la fibra óptica a través de infraestructuras y obras civiles, como canalizaciones de gas y electricidad, saneamiento o conductos de carreteras y ferrocarril. De esta forma, las operadoras podrán ahorrar costes para poder desplegar la fibra.

Pese a estar en funciones, el Ejecutivo ha dado luz verde a la medida a través de un real decreto. Según ha señalado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, el objetivo de este real decreto, que incorpora la directiva comunitaria, es «reducir el coste del despliegue de las redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad«. Fuentes de Telefónica a a INTERECONOMIA.COM han declinado ofrecer el ahorro de costes que supone esta nueva medida.

Sáenz de Santamaría ha explicado que esta normativa, además de permitir el despliegue de fibra a través de infraestructuras ya construidas, incluye medidas para instalar las redes cuando se vayan a realizar proyectos de obra nueva.

De esta manera, ha apuntado, se evitará «tener que estar abriendo y cerrando constantemente calles y aceras«, lo que abaratará «de forma muy importante» los costes de instalar las nuevas redes, «acelerar su despliegue y ampliar la cobertura».

El Gobierno abre las infraestructuras tras las inversiones de las operadoras

La vicepresidenta en funciones ha destacado que este real decreto forma parte del conjunto de reformas puestas en marcha por el Gobierno para favorecer la inversión en el despliegue de fibra óptica mejorar la cobertura de las redes móviles de cuarta generación.

Estas medidas, ha asegurado, han permitido a España contar con más de 22 millones de accesos de fibra óptica desplegados, lo que le coloca como la red más extensa de la Unión Europea.

Telefónica, perjudicada por Competencia

Poco antes, Telefónica ha culpado al regulador sectorial de haberle frenado la tarea de cubrir con fibra óptica la práctica totalidad de España en 2017. El objetivo es llegar a los 25 millones de hogares en 2020, tres años más tarde de lo previsto, según señaló el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez.

Telefónica señaló que las directrices de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) perjudicaban a su compañía al obligar a compartir sus infraestructura en las zonas menos competitivas. En la actualidad, el operador prevé terminar el año con más de 16 millones de hogares pasados por fibra y una cobertura del 95% de la población. El próximo año, el despliegue prevé alcanzar los 20 millones de residencias.

Y es que, gracias a la inversión de Telefónica, España es líder absoluto en fibra con un crecimiento de casi un 18% en 2015 y es el primer país de Europa y el tercero de la OCDE en redes de fibra óptica para los hogares.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD