Programas del sabado
Goldman Sachs, a un paso de liquidar su filial en España por la anulación de la compra de VPO

Goldman Sachs, a un paso de liquidar su filial en España por la anulación de la compra de VPO

22 junio, 2018
|
Actualizado: 22 junio, 2018 10:55
|
PUBLICIDAD

Goldman Sachs, a través de Azora, vio una gran oportunidad de negocio con las viviendas de protección oficial en 2013. Su imagen y reputación se verán dañadas si finalmente el juez decide revertir la compraventa de 3.000 viviendas.En caso de que «los tribunales jurisdiccionales competentes declaran nula y sin validez la subasta y venta del portfolio del Ivima a Azora, dichos tribunales revertirían la propiedad de las viviendas y, potencialmente, se procedería a la liquidación de Encasa Cibeles”, la filial de Goldman Sachs, ha afirmado.

Ahora, en sus cuentas, Azora ha puesto de manifiesto el riesgo y miedo ante una sentencia judicial desfavorable sobre esta operación realizada por el Ayuntamiento de Madrid en 2013. Azora compró casi 3.000 viviendas al IVIMA, dependiente de la Comunidad de Madrid, por unos 200 millones de euros. En aquel entonces dirigía la Comunidad Ignacio González, imputado por el caso Lezo.

El plan inicial del Ivima era destinar estas viviendas a jóvenes que empezaban a emanciparse, con unos alquileres y precios de compra asequibles. No obstante, pasaron a formar parte de Azora, con el llamado «bicho» dentro. El fondo, una vez se hizo con las viviendas, y según había que prorrogar los alquileres, comenzó a subir los precios de forma desorbitada, obligando a los inquilinos a marcharse. Aquellos que se resistían, fueron desahuciados.

De momento, la sentencia judicial del juzgado de lo contencioso-administrativo número 29 de Madrid ya ha anulado la operación, a la espera estarían los posibles recursos del vehículo de inversión de Goldman Sachs ante instancias superiores. Y es que, una sentencia judicial impacta «en el negocio, los resultados de las operaciones, las condiciones financieras y las perspectivas», afirma el documento, según recoge El Independiente.

La sentencia del 29 de Madrid no es firme aún, ya que aún hay que esperar al Supremo si se produce el recurso. Según la sentencia, fechada el pasado 25 de abril, se realizó una enajenación sin justificación ni los análisis pertinentes para ello.

Conducta negligente, incumplimiento de contrato o responsabilidad fiduciaria, los riesgos judiciales de Azora

La denunciante, una vecina de Navalcarnero (Madrid), dio pie así a una avalancha de demandas, que si todas corren la misma suerte, Goldman Sachs se quedará sin las casi 3.000 VPO, devolviéndoselas a sus legítimos dueños. En la memoria, el fondo de inversión deja claro su temor: «En los últimos años, el volumen de denuncias y reclamación de daños por la vía judicial han aumentado».

En este sentido, ha indicado que la «toma decisiones de gestión e inversión en nombre de sus sociedades inversoras, y lo anterior podría provocar pérdidas sustanciales». «El grupo podría estar expuesto a acciones legales alegando una conducta negligente, incumplimiento de contrato o responsabilidad fiduciaria», ha explicado.

En caso de que «los tribunales jurisdiccionales competentes declaran nula y sin validez la subasta y venta del portfolio del Ivima a Azora, dichos tribunales revertirían la propiedad de las viviendas y, potencialmente, se procedería a la liquidación de Encasa Cibeles”, la filial de Goldman Sachs, ha afirmado.

La lentitud judicial podría causar efectos materiales adversos

“Cualquiera de los procedimientos descritos podría continuar durante un largo periodo de tiempo sin resolución a la vista”, advierte Azora, “y eso podría causar efectos materialmente adversos en la compañía”. “Cualquier litigio o denuncia contra el grupo inversor o sus directivos puede suponer un daño reputacional”, ha admitido la compañía.

 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD