Numerosas multinacionales extranjeras hacen uso del «cash pooling» por Cataluña

Numerosas multinacionales extranjeras hacen uso del «cash pooling» por Cataluña

06 noviembre, 2017
|
Actualizado: 06 noviembre, 2017 10:20
|
PUBLICIDAD

El 155 de la Constitución no ha desactivado las alarmas en Cataluña. Algunas grandes empresas extranjeras mantienen sus planes de contingencia e incluso lo incrementan, haciendo uso del conocido «cash pooling», es decir, realizar diariamente retiradas de capital de cuentas con sede en Cataluña para dejar únicamente lo indispensable para poder funcionar.

Si los particulares tienen la posibilidad de hacer «cuentas espejo«, las empresas usan el «cash pooling», es decir, sacar el dinero de Cataluña diariamente y dejando únicamente la liquidez necesaria para el día a día ante el riesgo de un corralito. Y es que, estas empresas no se fían aún de las elecciones del 21-D, ya que en caso de ganar los independentistas, podría prolongarse la incertidumbre en el tiempo, deteriorando aún más la recuperación económica.

Algunos despachos y asesores, como Röld & Partner afirman que han elaborado un fuerte plan de contingencia para un cliente debido al riesgo por Cataluña. El plan consiste en minimizar todos los riesgos y acotar la incertidumbre ante una nueva deriva separatista tras el 21-D.  El asesor alemán, experto en temas legales, fiscales y auditoría, cree que las empresas deberían haber actuado ya tras la celebración del referéndum ilegal del 1-O, primero con un cambio de sede social y después reducir lo máximo posible la actividad en la región.

Retiradas diarias de liquidez, dejando sólo lo indispensable

El primer consejo, según describe el informe publicado por El Mundo, es cambiar tanto «el domicilio social como fiscal» a otra zona de España, y ofrecer desde esa nueva ubicación los servicios a clientes no catalanes. Para los clientes catalanes, aconseja mantener una filial con lo indispensable. Como toda norma, hay una excepción, por lo que la empresa debería mantenerse en Cataluña «por razones técnicas, económicas o de organización, el servicio o producto debe ser gestionado desde Cataluña».

Junto a ello se recomienda hacer uso del «cash pooling«, es decir, retirar el dinero de Cataluña dejando solo lo imprescindible. En caso de necesitar una mayor posición de liquidez, se ofrecería una transferencia. Este método de operación no es un caso excepcional. Desde la propia firma aseguran que numerosas empresas están realizando este tipo de operaciones a diario para protegerse al menos hasta el 21-D, y una vez, si ganan los independentistas, estudiar la implementación de su programa de contingencia.

El objetivo es «minimizar los riesgos derivados de la incertidumbre de la legislación catalana que se pueda aprobar en el futuro, sugerimos garantizar en las condiciones de las relaciones contractuales con los clientes que se establezca como normativa aplicable la legislación española y los tribunales de Madrid como jurisdicción competente para gestionar cualquier litigio que pueda surgir entre las partes contratantes».

Hasta ahora han salido 2.066 empresas de Cataluña desde el pasado referéndum ilegal. Pese a la activación del 155 y la detención de ex consejeros catalanes, la sangría continúa. El riesgo enunciado por las empresas es el de «inseguridad jurídica», ya que si Cataluña se quedara fuera de la UE, las leyes hasta ahora vigentes dejarían de estarlo, pero sólo sucedería en caso de una ruptura efectiva, que de momento está lejos de materializarse, aunque probabilidad siempre hay.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD