Programas del domingo
Grifols fabricará en Barcelona el Fibrin Sealant, aprobado por la FDA

Grifols fabricará en Barcelona el Fibrin Sealant, aprobado por la FDA

06 noviembre, 2017
|
Actualizado: 06 noviembre, 2017 9:55
|

Grifols ha recibido la aprobación de la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) para un nuevo producto: un adhesivo de fibrina (Fibrin Sealant).

El compuesto está formado por dos proteínas plasmáticas (fibrinógeno y trombina humana) para su uso quirúrgico en pacientes adultos. La aprobación por parte de las autoridades sanitarias de Estados Unidos supone la culminación de un importante proyecto de I+D para Grifols, permitiéndole ampliar su oferta de productos plasmáticos.
El nuevo producto se fabricará en el complejo industrial de Parets del Vallès (Barcelona, España).

El proceso de aprobación está iniciado también en Europa. El Comité de Productos Medicinales Para Uso Humano, «Committee for Medicinal Products for Human Use» de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) emitió una recomendación para su aprobación en septiembre de 2017.

La compañía cotizada en el IBEX 35 mantiene su sede en Cataluña hasta que no haya ruptura efectiva entre la Comunidad Autónoma y el resto de España, un escenario muy improbable ahora con la aplicación del 155 de la Constitución, pero existe el riesgo de que una candidatura única independentista gane el 21-D y prosiga el desafío contra el Estado. En caso de prolongarse durante el 2018, se estima que las pérdidas en el PIB podrían alcanzar entre los 25.000 y 27.000 millones, según el Banco de España y la Autoridad Fiscal.

Grifols ha anunciado que de momento permanece en Cataluña y no se irá, pese a que lo han hecho ya numerosas cotizadas, cuyo valor en Bolsa alcanza los 84.500 millones de euros. El momento es convulso, con la salida de más de 2.000 empresas, el mayor éxodo empresarial en un territorio Occidental en la historia.

La compañía ha asegurado que continuará en Cataluña siempre y cuando no haya ruptura efectiva, por lo que llegado ese momento, hará las maletas, no solo por quedarse fuera del euro, sino por que sus productos no tendrían la homologación de la UE al residir en un país extranjero. Las trabas burocráticas, junto con el pago de aranceles, harían muy difícil el negocio en el líder de hemoderivados a nivel mundial. Grifols factura 4.000 millones anuales y ganó el pasado año un total de 545 millones.

.
Noticias Relacionadas: