Grito unánime del sector turístico contra la inestabilidad política

Grito unánime del sector turístico contra la inestabilidad política

20 enero, 2016
|
Actualizado: 20 enero, 2016 0:00
|

La Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, ha calificado hoy de «complicado» el actual escenario en España, que preocupa a los empresarios y el sector turístico, y ha vuelto a insistir en que el país necesita «estabilidad política».

El presidente de Exceltur y Hotusa, Amancio López, ha pedido en la inauguración del octavo Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur «un gobierno sólido, con amplia base, que aporte seguridad jurídica y certeza con el compromiso con un modelo económico social y de mercado del que por encima de todo prevalezca la creación de empleo».

Asimismo, ha abogado por un sistema fiscal «en condiciones similares a los de nuestros competidores más próximos», con incentivos para la actividad económica que cree empleo, que «el gran reto para todos».

En su opinión, el turismo tiene enormes posibilidades de poder crecer con un escenario de estas características, dada la situación privilegiada de España entre Europa, África y América.

Según López, España tiene algunos puntos fuertes como la seguridad, un estilo de vida done el turista «se lo pasa muy bien» o unas infraestructuras «absolutamente extraordinarias, las mejores del mundo».

En cambio, sus principales desafíos son la amenaza terrorista y una cierta demonización de la actividad turística que se manifiesta «cuando se imponen impuestos especiales penalizadores para justificar lo injustificable, afectando a un sector estratégico para el país», ha agregado.

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, ha coincidido con López en señalar que la seguridad se ha convertido en una preocupación enorme, tras los recientes atentados terroristas en París o Turquía.

Rifai ha matizado que ningún país es inmune ante esta amenaza y ninguno puede enfrentarse a ella solo en un mundo globalizado, que ha hecho «unirnos a todos».

«No podemos dejar que el pánico nos domine y no podemos dejar de viajar», porque el turismo es un movimiento de esperanza y es la antítesis del terrorismo, ya que «nos hace celebrar la belleza de la vida».

Rifai ha recordado que 2015 cerró con un 4,4 % más de turistas internacionales, rozando 1.200 millones de llegadas en todo el mundo, 50 millones más, a pesar de una recuperación económica aún débil y las amenazas terroristas.

También se ha referido a las nuevas tecnologías, que están dando lugar a una nueva era, en la que «estamos conectados en tiempo real», y a nuevos modelos de negocio como por ejemplo la llamada economía compartida.

En este sentido, López ha denunciado «la enorme laxitud» existente con los nuevos modelos de economía colaborativa y ha lamentado que «ningún gobierno en Europa y en el mundo le ha hecho frente».

Este tipo de alojamiento «no representa el modelo regulado y de éxito que queremos», ha añadido.

En su condición de presidente del Comité Organizador de Fitur, el presidente de Iberia, Luis Gallego, ha destacado que España ha vuelto a batir récords de visitantes extranjeros en 2015 y empieza con grandes expectativas el presente ejercicio.

Según Gallego, el éxito de España se basa en una propuesta turística muy atractiva, una buena relación calidad/precio, unas buenas infraestructuras y una buena conectividad.

No obstante, el turismo requiere innovación permanente tanto en la oferta como en la promoción y «adelantarse a las tendencias o, mejor, ser la tendencia».

A su juicio, España debe apostar por «un turismo de calidad menos masivo pero más rentable» y se ha mostrado convencido de que la apertura de las nuevas rutas de Iberia a Japón y China «va a suponer un nuevo revulsivo para nuestro sector y nuestro país». 

 

Barceló

 

 El consejero delegado del Grupo Barceló para la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África), Raúl González, ha considerado que la actual incertidumbre política en España «seguro que le acaba afectando» al sector turístico y ha deseado que esta situación «se arregle cuanto antes».

«Yo creo que ahora no, pero todos tenemos preocupación», ha dicho en una rueda de prensa con motivo de Fitur, en la que ha expresado su temor de que, «si so se arregla» la actual situación de incertidumbre, pueda verse afectado tanto el consumo como la inversión.

«Todas las inestabilidades son malas, cualquier cosa que no sea clara», ha añadido, al tiempo que ha deseado que se «arregle esto cuanto antes» y que se pueda dirigir el país «de forma sensata».

«Creo que hay que anteponer los objetivos de país a los objetivos personales y de partido», ha concluido. 

 

 

Noticias Relacionadas: