Guerra abierta de los trabajadores de TMB contra Colau

Guerra abierta de los trabajadores de TMB contra Colau

01 marzo, 2016
|
Actualizado: 01 marzo, 2016 0:00
|

Los trabajadores de autobuses de TMB han rechazado en referéndum el preacuerdo de convenio colectivo alcanzado por UGT, CCOO y SIT, por lo que el conflicto laboral en los autobuses de la capital catalana se reabre y amenaza con desembocar en movilizaciones. CGT, ACTUB, COS o USOC, entre otros, han rechazado esta propuesta.

TMB y estos tres sindicatos consensuaron una propuesta de convenio hasta 2018 que incluía una gratificación de 250 euros en la paga de vacaciones a partir de 2018, así como un incremento salarial del 1% en 2016, del 0,5% en 2017 y del 0,5% en 2018.

Asimismo, el preacuerdo de convenio, que afecta a 4.000 personas, entre ellos unos 2.900 conductores, contemplaba que la plantilla de autobuses no perdería poder adquisitivo, puesto que si el IPC subía por encima de esos porcentajes en esos años, el salario lo haría al mismo nivel.

Además, el acuerdo contemplaba un variable individual de un máximo de 600 euros entre 2016 y 2018 sujeto al absentismo individual, al global y a la proporción de averías por kilómetro.

El no al preacuerdo obtuvo ayer un total de 1.746 votos, mientras que el sí sumó 1.278 votos, por lo que ahora se abre una situación «complicada», ha asegurado a Efe el presidente del comité de empresa de autobuses, Urbano Blanco, que ha añadido que seguramente convocará al comité la próxima semana para ver qué medidas se adoptan.

Entre estas medidas, ha admitido que están las movilizaciones, dado que la plantilla ha rechazado el preacuerdo de convenio en referéndum. Por su parte, la presidenta de Transportes Metropolitanos de Barcelona y teniente de alcalde de Movilidad, Mercedes Vidal, ha expresado su voluntad de llegar a «un acuerdo con toda la plantilla«, después de que los trabajadores hayan rechazado en referéndum este preacuerdo.

«Las negociaciones de convenios son procesos largos, que requieren de consensos y acuerdos», ha subrayado la concejal, que ha asegurado que «la negociación tanto del convenio de autobuses como del de metro es una prioridad del gobierno desde que entramos en la presidencia de TMB y continuaremos trabajando para llegar a un acuerdo».

La concejal de Movilidad ha hecho estas declaraciones tras asistir a la firma del protocolo de colaboración entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona para impulsar la conexión de las redes de tranvía de Barcelona.

La semana pasada, los sindicatos contrarios al preacuerdo (CGT, ACTUB, COS o USOC, entre ellos) convocaron una serie de paros parciales coincidiendo con el Congreso Mundial de Móviles, y hoy la CGT ha aprovechado el resultado del referéndum para pedir la dimisión de la presidenta de TMB, Mercedes Vidal.

«Exigimos la apertura de una verdadera mesa de negociación», asegura la nota de la CGT.

Además del de autobuses, también sigue abierto el conflicto laboral en el metro de Barcelona, cuyo comité convocó dos días de huelga la semana pasada coincidiendo con el Mobile World Congress.

Noticias Relacionadas: