Hacienda permitirá compensar la ganancia patrimonial con los bonos del Santander con la pérdida por el Popular

Hacienda permitirá compensar la ganancia patrimonial con los bonos del Santander con la pérdida por el Popular

22 diciembre, 2017
|
Actualizado: 22 diciembre, 2017 20:14
|

La Agencia Tributaria ha confirmado hoy que los bonos de fidelización ideados por el Banco Santander para compensar a los clientes accionistas del Banco Popular generan una ganancia patrimonial, pero ha aclarado que ésta permite compensar las pérdidas sufridas por la amortización a cero de sus acciones.

Con la venta de Popular al Santander por el precio simbólico de un euro, los accionistas de la entidad perdieron todo su dinero, con lo que asumieron una pérdida patrimonial idéntica a su inversión, que se integra fiscalmente en la base imponible del ahorro.

Sin embargo, si estos accionistas eran a su vez clientes del Banco Popular, pudieron acogerse a la compensación ofrecida por el Santander mediante la entrega de un llamado bono de fidelización, que permite recuperar buena parte del dinero, incluso todo, en un plazo de 7 años.

La entrega de estos bonos genera inmediatamente una ganancia patrimonial para los accionistas, que los reciben por el valor de mercado de las nuevas obligaciones, igualmente a integrar en la base imponible del ahorro.

Pero la duda, hasta el momento, era si dicha ganancia patrimonial servía para compensar las pérdidas sufridas por la amortización de las acciones, una posibilidad que confirma ahora la Agencia Tributaria.

Además, en la misma nota aclara que los intereses trimestrales que perciban los beneficiarios de los bonos de fidelización y, en su caso, de la futura venta de los mismos, generará un rendimiento de capital mobiliario por el 100 % de los intereses recibidos o, en caso de venta, por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición.

Suscritos el 77,88% de los bonos

Los pequeños ex accionistas y clientes del Popular que acudieron a la ampliación de capital de junio de 2016 han suscrito un total del 77,88% de los bonos de fidelización de Banco Santander, una compensación que expiró el pasado 7 de diciembre.

Aunque el banco emitió hasta 981 millones en bonos, de los cuales se han colocado 764,035 millones de euros, que no tendrán impacto en la cuenta de pérdidas y ganancias ni en el capital del grupo, pues ya se incluyó en el momento de la consolidación de Popular.

Según ha asegurado el Banco Santander, se han colocado un total del 77,88% de los bonos de fidelización, según el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A estos bonos podían suscribirse los accionistas y tenedores de algunas emisiones de obligaciones subordinadas del Banco Popular también podrán comprar estos «bonos de fidelización» sin tener que efectuar desembolso alguno, pero se obligaba a renunciar a emprender acciones legales contra el Banco Santander. Eso sí, devengarán un interés del 1% anual durante 7 años, momento en el que Banco Santander decidirá si se amortizan o continuarán.

Obligaciones perpetuas

Los «bonos de fidelización» son obligaciones perpetuas contingentemente amortizables del Banco Santander que fueron emitidos por esta entidad y suscritos el pasado 8 de septiembre por el Banco Popular con un valor nominal de 100 euros. Estos «bonos de fidelización» fueron emitidos a la par al 70% de su valor nominal, carecen de derechos políticos y ofrecen un interés del 1% durante los siete primeros años a contar desde este 15 de diciembre respecto a su valor nominal vivo. Su pago será trimestral.

A partir del séptimo año, del 15 de diciembre de 2024 en adelante, y cada quinquenio, los bonos ofrecerán una remuneración ligada al interés de las permutas financieras -«mid swap»- a cinco año más un diferencial de 594,7 puntos básicos sobre el nominal vivo en cada período de remuneración. La única garantía con que cuentan estos títulos es «la solvencia patrimonial» del Banco Santander.

En el folleto se advierte que estos títulos podrían no ser remunerados por varias circunstancias o decidirse un pago parcial y que el Banco Santander podrá amortizarlos según su «voluntad» a partir del séptimo año de vida con la autorización del Banco Central Europeo.

Los bonos de fidelización cotizan en el mercado de renta fija de la Asociación de Intermediarios de Activos Financieros

El Banco Santander anunció esta oferta el pasado mes de julio después de comprar por un euro el intervenido Banco Popular. La oferta tenía un importe nominal de 981 millones de euros y cuyos títulos cotizan en el mercado de renta fija de la Asociación de Intermediarios de Activos Financieros (AIAF).

La oferta, dirigida fundamentalmente a clientes y accionistas -particulares o empresas- que acudieron a la ampliación de capital que por importe de 2.500 millones de euros efectuó el Banco Popular entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, excluye a inversores institucionales.

El importe que han recibido como compensación dependerá de la inversión llevada a cabo, ya que el Banco Santander devolverá el 100% a quienes invirtieron hasta 100.000 euros, que se supone que son prácticamente todos los clientes y empleados; y el 75% a los que destinaron más de esa cantidad y hasta 500.000 euros. Si se trata de inversiones superiores, hasta un máximo de un millón, la compensación es del 50%.

Noticias Relacionadas: