HSBC pone en duda la resolución de Banco Popular

HSBC pone en duda la resolución de Banco Popular

26 enero, 2018
|
Actualizado: 26 enero, 2018 10:12
|

El banco británico HSBC ha puesto en duda la resolución de Banco Popular por parte de la Junta Única de Resolución, JUR. La entidad financiera ha apuntado a la falta de transparencia y al montante de la operación.HSBC, que recomendó comprar acciones de Banco Santander tras la compra del Popular, ha asegurado ahora que la operación aplicada a un banco sistémico despertaría dudas y preguntas. La entidad financiera pone el foco también en la oferta que hicieron llegar Barclays y Deutsche Bank para realizar una ampliación de capital de 4.000 millones, a razón de 2.000 millones cada uno de ellos. La JUR, presidida por Elke König, ni consideró esta vía como alternativa.
«Hay material de sobra para reflexionar sobre la falta de transparencia en el proceso de resolución y vale la pena analizar si los tenedores de bonos podrán obtener alguna compensación por sus reclamaciones», ha destacado la entidad. A su juicio, «la lección puede no haberse aprendido porque Banco Popular es pequeño -era la sexta entidad financiera en España- y no sistémico en el contexto europeo, pero si alguna vez sucediese lo mismo a un banco sistémico, las preguntan comenzarán a multiplicarse y cuando hay preguntas, las valoraciones siempre se descuentan en el precio”.
Ahora, casi 8 meses después de la resolución y venta del Popular al Santander por un euro, con la pérdida de toda la inversión para los más de 305.000 accionistas y bonistas, HSBC se hace eco de esa información sobre la garantía de los dos bancos para acometer una ampliación de capital y da su veredicto: «Si la noticia es correcta, pone en cuestión, como mínimo, la transparencia y el procedimiento de resolución regulado por la directiva europea. En el peor de los casos, apunta a la absoluta indiferencia al orden de prelación de los acreedores y propietarios por parte de los reguladores y las autoridades de resolución», ha asegurado el gigante financiero en una nota remitida a clientes, según recoge El Independiente.
Tanto el ministro de Economía, como el BCE como la JUR apuntaron  que Banco Popular era viable, pero que tenía un fuerte problema de liquidez. No obstante, el BCE cerró su ventanilla a la entidad financiera, pese a que había una posible operación en marcha.
HSBC también ha criticado el mecanismo de resolución, ya que los perjudicados son los acreedores y accionistas en una hipotética liquidación en el marco de un concurso de acreedores. Sin embargo, la Justicia española descarta que el caso Popular sea judicializado por esta vía, y se remite al Tribunal de Justicia de la UE, tal y como ha planteado recientemente la Audiencia Nacional.
Por otro lado, a la entidad financiera ve «extremo» la ampliación de capital del Santander, por 7.000 millones de euros, ya qye indica que 2.000 millones eran suficientes para salvar al Popular, pese a que ese montante era la mitad de la ampliación de capital que se iba a acometer días después de la resolución. «Seguro que hay un punto intermedio entre ser el mejor de la clase y la resolución”, ha continuado. Cabe recordar que HSBC recomendó comprar Popular tanto en enero como en febrero de 2017. De hecho, aseguró el pasado año y meses antes que la entidad financiera entonces presidida por Ángel Ron «no necesitaba ampliar capital«. Ahora mantiene la misma postura: Banco Popular era viable con la venta de Totalbank, la implementación del proyecto Sunrise y, si hubiese sido necesaria, la venta del negocio de tajetas Wizink.
El análisis se divulgó tan sólo tres días antes del cambio en la cúpula, ya que el 20 de febrero entró Emilio Saracho. Con la ampliación de capital, Banco Santander ha elevado de forma significativa los ratios de Popular, como coberturas -hasta el 67%- frente al 50% de otras entidades, como Sabadell, Cajamar y Liberbank.

Noticias Relacionadas: