Programas del domingo
Los detalles de la querella de Iberdrola contra Bankia

Los detalles de la querella de Iberdrola contra Bankia

09 junio, 2016
|
Actualizado: 09 junio, 2016 12:33
|
PUBLICIDAD

Iberdrola, el primer gran inversor que denuncia a Bankia por la salida a Bolsa, ha cargado contra la entidad financiera en su denuncia. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán ha asegurado que se equivocó al comprar acciones de Bankia en la OPV de 2011, pero el error no se debe a una negligencia o mala gestión de la eléctrica sino por creer la veracidad del folleto que se presentó a la CNMV, cuyo organismo dio el visto bueno, según el escrito remitido a los Juzgados de Primera Instancia de Madrid.

«El error fue ocasionado por la información falsa e incorrecta incluida por Bankia en el folleto de la oferta pública de suscripción, en atención y en consideración al cual Iberdrola decidió efectuar su inversión en Bankia», afirma la demanda a la que ha tenido acceso El Mundo.

Iberdrola contrató la compra de acciones de Bankia por un valor que rozaba los 70 millones de euros. La decisión se adoptó tras «una representación radicalmente errónea, precisamente por confiar en la corrección y la veracidad de la información obrante en el folleto».

Iberdrola afirma que tal era la falsedad de las cuentas que se llegó a «reflejar una situación financiera de la entidad completamente antagónica de la real». Para argumentar la demanda, la eléctrica se ha basado en las sentencias del Supremo, que dejó fuera de cualquier alegación a los institucionales porque debían tener más conocimiento que los particulares, así como los informes de los peritos del Banco de España.

Según Iberdrola, el error de la compra de acciones solo pudo apreciarse casi un año después de la salida a Bolsa de Bankia. Y es que, solo salió a la luz cuando el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reformuló las cuentas del banco. Esta nueva información desveló que las cuentas de la anterior Bankia no reflejaban la imagen fiel de la empresa, pese a tener el visto bueno de la CNMV.

«Se reveló como gravemente inexacta, de manera que, en realidad, Iberdrola adquirió acciones de una entidad que se encontraba al borde de la insolvencia, con unas ingentes y multimillonarias pérdidas no confesadas», demanda Iberdrola. Hasta ahora, el juez que instruye el caso Bankia solo permite devolver el dinero a los inversores pequeños y medianos, dejando fuera a los  institucionales, quienes han invertido más.

Asimismo, Iberdrola insiste en que «la propia Bankia ha hecho un reconocimiento implícito, pero claro» de «la falsedad del folleto» al abrir «un proceso para devolver toda la inversión a los accionistas minoristas», señala en la denuncia.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD