Indra mejora las condiciones de los recortes en el sueldo y las prejubilaciones

Indra mejora las condiciones de los recortes en el sueldo y las prejubilaciones

16 noviembre, 2020
|
Actualizado: 16 noviembre, 2020 23:45
|

Indra ha mejorado algunas de sus propuestas en la última reunión negociadora del expediente de regulación de empleo de Indra Soluciones TI, al excluir de las rebajas de sueldo a los que tengan un salario inferior a 30.000 euros anuales y ofrecer prejubilaciones con el 75 % del salario a los mayores de 57 años.

Según ha informado el sindicato CCOO, que ve difícil el acuerdo por considerar insuficiente la última propuesta que ha presentado este lunes la empresa, Indra ha aceptado excluir de las bajadas de sueldo de hasta el 45 % y sin ningún tipo de compensación a los trabajadores con un salario anual inferior o igual a 30.000 euros.

Con ello la cifra de afectados por esta medida, se reduciría de 330 a 280 (50 empleados menos).

CCOO pide, sin embargo, excluir de esta medida a las personas que tengan un salario inferior o igual a 41.000 euros, así como que la empresa se comprometa a que, una vez aplicada la reducción salarial, nadie pueda quedar con un salario menor a 41.000 euros.

El sindicato ha propuesto también que la bajada de sueldo se indemnice con el equivalente a un despido improcedente y como medida alternativa al despido.

Indra ha aceptado también incluir en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de recualificación a 68 personas, con una suspensión de contrato de 6 meses y una adscripción obligatoria a un programa de formación que pagaría Indra para obtener una certificación que mejore su empleabilidad.

La superación de dicha certificación condicionaría la permanencia en la empresa, según CCOO, que ha solicitado aumentar el número de afectados por esta medida y que Indra complemente su salario hasta el 100 % durante el ERTE.

En cuanto prejubilaciones, Indra ha propuesto prejubilar a las personas que tengan 57 años o más a fecha de 31 de diciembre de 2020, una medida que afectaría a más de 220 personas.

Para las personas con una edad comprendida entre los 57 y los 63 años, la empresa propone una prestación del 75 % del salario fijo bruto, descontando la cantidad de la prestación de desempleo, hasta los 63 años, y desde esta edad en adelante una indemnización equivalente a 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

CCOO, por su parte, ha propuesto prejubilar a las personas con 57 años o más, con una prestación mínima del 80 % del salario fijo bruto, a 31 de enero de 2020 y ha preguntado cuántas personas cumplen 57 años en el mes de enero de 2021.

En caso de que Indra no aceptase prejubilar a estas personas, CCOO ha solicitado excluirlas del ERTE.

Además, el sindicato quiere que la empresa pague la cotización a la Seguridad Social hasta la edad de 64 años a los prejubilados con 57 y 58 años.

Indra también ha propuesto despidos con 30 días de indemnización por año trabajado, con un tope de 20 mensualidades, y CCOO ha solicitado que la indemnización sea equivalente a la de despido improcedente.

Asimismo, Indra ha aceptado excluir del ERE a las mujeres que sufren violencia de género; personas con diversidad funcional superior o igual al 33 %; personas que tengan a su cargo personas con un grado de diversidad funcional superior o igual al 33 %; a uno de los miembros del matrimonio o pareja de hecho si los dos trabajan en la compañía y a empleados con niños enfermos que tienen derecho a reducción horaria del 99 % cobrando el 100 % del salario.

El sindicato ha solicitado que todas las medidas aplicadas en el expediente sean voluntarias y que se reduzca el número de personas afectadas, así como la retirada del ERE.

La próxima reunión negociadora del ERE de Indra Soluciones TI se celebrará el 18 de noviembre.

Por otra parte, el grupo Compromís en el Senado ha presentado una pregunta al Gobierno en la que le platea si va a instar a la empresa, participada en un 18,7 % por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), a retirar la propuesta de despido de un total de 1.276 personas en dos de las empresas del grupo Indra.

También pregunta al Ejecutivo si tiene sentido permitir que se tire de fondos del Estado para pagar prejubilaciones en una empresa que en lo que va de año ha tenido 86 millones de beneficio y ha aumentado su cartera de contratos.

Noticias Relacionadas: