PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de Indra.

Indra suma otros 6.000 trabajadores a su despido colectivo

Indra ha presentado este viernes un nuevo procedimiento de despido colectivo, en este caso en Indra Sistemas, que afectaría a unos 6.000 trabajadores, que se suma al que ya presentó para Indra Soluciones TI para 13.000 empleados, han informado a Efe fuentes sindicales.

Estas fuentes han señalado que el nuevo procedimiento se hace acogiéndose a los artículos 50 y 40 del Estatuto de los Trabajadores, que regula el despido colectivo, y la movilidad geográfica y los traslados.

Como en el anterior caso, la empresa alega como causas el descenso de beneficios y la necesidad de transformar la plantilla, han indicado las mismas fuentes.

Indra Sistemas es la empresa del grupo Indra dedicada a transporte, defensa y tráfico aéreo, mientras que Indra Soluciones TI es la de información y tecnologías de la información.

En el caso de esta última, este viernes se ha constituido la mesa de negociación y el lunes se convocará a los sindicatos para iniciar la negociación.

Indra anunció en julio en la presentación de sus resultados un plan de acción para superar las dificultades relacionadas con la crisis económica, adaptarse a las nuevas condiciones de mercado y de demanda, eliminar ineficiencias y mejorar su competitividad.

Entonces la empresa ya afirmó que en septiembre convocaría a la representación de los trabajadores para iniciar conversaciones para abordar de manera dialogada las medidas concretas necesarias para esta transformación de la plantilla.

El plan general de acción tiene como ejes la eficiencia en costes y la priorización de las inversiones y los recursos, basándose en la gestión proactiva de la nueva demanda e impulso de los ingresos, al tiempo que se aprovechan las capacidades tecnológicas y se acelera la transformación de las operaciones de la compañía, según informó Indra.

Entre sus principales líneas de acción destacan la reducción de costes generales, no de personal, la mejora de procesos internos y nuevos modelos de trabajo, la reorientación de la inversión y ajustes de balance, junto al necesario plan de transformación de la plantilla.

Fuentes de la compañía han indicado que están abiertos al análisis y negociación de las posibles medidas que puedan proponerse por parte de los representantes de los trabajadores para ayudar a superar las dificultades relacionadas con los cambios estructurales de su negocio y la crisis económica.

La plantilla total de Indra es de 48.228 personas, un 2 % menos que en 2019, de los que el 58 % trabajan en España, y un 32 % en América.

En España, donde tiene el 53 % de su negocio, Indra ingresó hasta junio 787 millones de euros (927 millones de dólares), un 0,7 % menos que en el primer semestre del año pasado.