Indra y sindicatos acuerdan 580 despidos en el ERE

Indra y sindicatos acuerdan 580 despidos en el ERE

19 noviembre, 2020
|
Actualizado: 19 noviembre, 2020 21:36
|

Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) ha llegado este jueves a un acuerdo con una amplia mayoría sindical para realizar un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará finalmente a 580 trabajadores, frente a los 1.036 despidos que planteó en un primer momento la compañía.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la filial de Indra asegura haber llegado a un acuerdo «para la transformación de la plantilla», poniendo fin así «al proceso de consultas del procedimiento de reorganización laboral» que se inició el pasado 20 de octubre.

En esta línea, la compañía destaca el esfuerzo que ambas partes han realizado en estas últimas semanas para llegar a un acuerdo y afirma que la negociación con los sindicatos se prolongará hasta «la primera semana de diciembre».

Tras una última oferta efectuada ayer miércoles por la filial de Indra en la que se mejoraban las condiciones del ERE, una mayoría de los sindicatos ha aceptado los requisitos finales, evitando así que la falta de acuerdo derivase en 1.036 despidos antes del 31 de enero.

De los 580 despidos que se producirán, 220 serían prejubilaciones a partir de los 57 años, con una prestación correspondiente al 80 % del salario fijo bruto, mientras que los otros 360 se corresponderán a extinciones de contrato con una indemnización en función de los años trabajados.

Según el comunicado, la compañía reducirá el sueldo a 100 personas «con un salario notablemente superior a la media», además de suspender el ERTE para un máximo de 125 trabajadores que estarán obligados a realizar un programa de formación durante un periodo de seis meses.

Además, la empresa se compromete a poner en marcha mecanismos de protección a los empleados cercanos a la edad de jubilación, así como los de colectivos «más vulnerables o merecedores de un tratamiento más favorable para la conservación del empleo».

La filial tecnológica de Indra anunció en junio un plan estratégico para superar «las dificultades generadas por los cambios estructurales de los sectores» en los que tiene presencia la compañía.

A finales de octubre, Indra presentó resultados económicos acumulados hasta septiembre, con una pérdida de 31 millones de euros, frente al beneficio de 64,7 millones que registró hace un año.

Noticias Relacionadas: