Programas del domingo
Inovyn, otra multinacional que deja en el aire su futuro en Cataluña

Inovyn, otra multinacional que deja en el aire su futuro en Cataluña

06 abril, 2016
|
Actualizado: 06 abril, 2016 0:00
|

La empresa química Inovyn mantiene en el aire una futura inversión en su planta de Martorell (Barcelona), que garantizaría la viabilidad de esta fábrica, por la falta de competitividad del precio de las materias primas, especialmente de la energía eléctrica, ha dicho en un comunicado.

La compañía ha anunciado hoy desde Londres su intención de realizar una «importante» inversión para convertir la sala de producción de cloro con células de mercurio en Stenungsund (Suecia) a la tecnología de membranas.

La compañía, que recientemente anunció la modernización de la planta de Antwerp/Lillo, en Bélgica, no contempla sin embargo llevar a cabo ninguna inversión para modernizar su planta catalana, dedicada a la producción de PVC (policloruro de vinilo).

En una nota de prensa, ha señalado que sigue evaluando diversas opciones en relación a la conversión de la sala de células de mercurio de Martorell, aunque ha destacado que la falta de competitividad en materia energética hace que una futura inversión «sea significativamente menos atractiva».

A mediados del pasado año los sindicatos ya alertaron de que estaba en riesgo el futuro de la planta de Martorell, en la que trabajan unas 500 personas, después de que la compañía quedara fuera de las subastas de interrumpibilidad del Gobierno por incumplir las órdenes de interrupción del suministro eléctrico.

La multinacional inició acciones judiciales contra esta decisión del Ministerio de Energía, que comportaba que Inovyn perdiera unas bonificaciones importantes en el precio de la electricidad.

Inovyn, que es una ‘joint venture’ creada por Solvay e Ineos, no es la única compañía química que ha acusado al elevado coste de la energía eléctrica en España para alertar de la viabilidad de sus plantas de producción.

Este es el caso de Covestro (la antigua Bayer MaterialScience) en Tarragona, que ha anunciado que dejará de producir MDI (una materia prima del poliuretano) a finales del año 2017, un cese de la producción que puede afectar a unas 120 personas.

Por su parte, Ercros reducirá su plantilla entre 150 y 200 personas por el impacto de la prohibición del uso de tecnología de mercurio y el cierre de la planta de Covestro a partir del diciembre de 2017. EFECOM

.
Noticias Relacionadas: