Isolux Corsán tiene cuatro meses para captar liquidez

Isolux Corsán tiene cuatro meses para captar liquidez

31 marzo, 2017
|
Actualizado: 31 marzo, 2017 8:39
|
PUBLICIDAD

Isolux Corsán no ha llegado a un acuerdo con la banca para la inyección de dinero nuevo en la compañía. La constructora se ha acogido al preconcurso de acreedores para captar liquidez.
Cuatro meses es el plazo que tiene ahora Isolux Corsán para evitar el concurso de acreedores tras el rechazo de la banca a rescatar a la compañía. La empresa necesita ahora un mínimo de 200 millones de euros de forma urgente para continuar operando. El consejo se reúne este viernes para reformular las cuentas.
Isolux, que ha solicitado el preconcurso, según Expansión, tiene ahora un plazo máximo de cuatro meses para intentar alcanzar un acuerdo que garantice su viabilidad antes de entrar en concurso de acreedores.
En el acuerdo de verano de 2016 se pactó un plan de reestructuración con los acreedores por un valor de 2.000 millones, que tuvo el aval de un juez de lo Mercantil. El objetivo era que este plan fuera extensible a todos aquellos que no se adhirieron voluntariamente.
Dicho acuerdo supuso reestructurar la deuda de la compañía en tres tramos, el primero de ellos de 200 millones, ampliables en otros 75 millones, de dinero «nuevo» para dotarla de liquidez hasta 2017, un dinero que ya se sabía que sería «insuficiente».
Un tramo B, de 550 millones (ampliables hasta 750) se calificó como deuda sostenible, es decir, recuperable mediante el resultado bruto de explotación (ebitda) generado por el grupo; y un tramo C, de 1.400 millones, de deuda «no sostenible» (irrecuperable) y convertible en acciones por parte de los acreedores.
Así, en diciembre, la banca y los bonistas (que suman el 41,8%) eran ya los principales accionistas de Isolux, encabezados por Caixabank (14,36%), Santander (9,58%), Bankia (6,54%), Sabadell (4,19%) e ING (3,05%).

Santander vendió dos tramos de deuda y su paquete accionarial

Sin embargo, mientras se producían las negociaciones para una nueva inyección de liquidez en Isolux Corsán, Santander ha vendido los tramos B y C de la deuda, así como las acciones que mantenía en la compañía a Goldman Sachs.
Por contra, Caixabank y Bankia habían dado su apoyo a dotar a la compañía de dinero «nuevo» y habían acordado ir dándolo «poco a poco» y en función de cómo evolucione la venta de activos por parte de Isolux y la búsqueda de un socio para su negocio de ingeniería y construcción, según la misma fuente, que ha apuntado que Santander seguiría participando en dichas negociaciones por tratarse de un préstamo nuevo.
En el marco de la reestructuración, se acordó la venta de todas las concesiones de Isolux (ahora agrupadas en un holding) y que la compañía se centrara en los negocios de ingeniería y construcción, desarrollados por Isolux EPC.
Hace pocas semanas, el equipo gestor de Isolux dio mandato a Rothschild y Alantra para dar entrada a un socio industrial en EPC que aportara liquidez para acabar los proyectos en marcha.
La cantidad de liquidez que necesita Isolux para hacer frente a las necesidades de tesorería a nivel corporativo y para reactivar proyecto se encuentra entre 200 y 300 millones de euros y dependerá de los proyectos que finalmente se decida sacar adelante y de los que se dejen caer por considerarse inviables.
Estaba previsto que el consejo de Isolux aprobara las cuentas de la compañía correspondientes a 2016 el martes, una decisión que aplazó hasta el viernes dada su «complejidad» y mientras se agotan las posibilidades para mantener a flote la compañía.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD