Un juez rechaza la macrodemanda por las preferentes y obliga a ir caso a caso

Un juez rechaza la macrodemanda por las preferentes y obliga a ir caso a caso

22 febrero, 2017
|
Actualizado: 22 febrero, 2017 9:09
|

El calvario por la estafa de las preferentes no termina ni en los juzgados. Un juez de Madrid ha rechazado la demanda colectiva de 3.057 pequeños ahorradores y les obliga a ir a juicio caso por caso.
El juez titular del juzgado Mercantil nº5 de Madrid ha desestimado parcialmente la demanda presentada por la asociación de consumidores Adicae, que representaba a 3.057 ahorradores particulares. El juez entiende que hay cláusulas abusivas en los contratos y obliga a Bankia a eliminarlas, pero desestima que todos los ahorradores se hayan acogido a la acción colectiva alegando error en el consentimiento, por lo que tendrán que demostrarlo caso a caso ante el juez. De esta manera, Bankia no tendrá que devolver el dinero, al menos por ahora.
La sentencia reconoce irregularidades en la comercialización de preferentes, consecuencia de la difusión de información incompleta y de prácticas inadecuadas, por lo que los afectados deberían haber reclamado no mediante una acción colectiva, sino de forma individual de error en el consentimiento.
El magistrado recuerda que mediante una acción individual se puede averiguar si un inversor compró preferentes a sabiendas de lo que adquiría o, por el contrario, «erróneamente» creyó que invertía en depósito a plazo, y sin embargo en una acción colectiva, como la presentada por Adicae, esto no es posible.
Por ello, la sentencia deja abierta la posibilidad de que los inversores recuperen su inversión si reclaman de forma individual. En la sentencia de 108 páginas, el magistrado Teodoro Ladrón certifica la nulidad de estas condiciones al considerar que la entidad, ahora integrada en Bankia, no comunicó con anterioridad al juicio y de forma expresa a sus clientes que no van a utilizar del «clausulado problemático».
En este sentido opina el juez que «no ha desaparecido el riesgo de utilización de las condiciones generales de la contratación ni de la publicidad ahora impugnadas, puesto que pueden volver a ser utilizadas en futuras emisiones».
Además, expresa las características de las participaciones preferentes como un producto de «carácter perpetuo y riesgo de calidad» que afecta tanto a la recuperación de la inversión inicial como a la seguridad de su rentabilidad.
En 2013, Adicae presentó una demanda colectiva que solicitaba la nulidad por abusivas de las condiciones generales que regían la contratación de este producto híbrido.

Noticias Relacionadas: