La actualización del Audi TT llega en octubre a España desde 39.550 euros

La actualización del Audi TT llega en octubre a España desde 39.550 euros

18 julio, 2018
|
Actualizado: 18 julio, 2018 13:32
|

Audi ha comunicado hoy que, a principios de octubre, aceptará pedidos en España de la actualización del Audi TT, cuyo precio de partida será de 39.550 euros (desde 43.270 euros si se trata de la carrocería roadster con techo de lona).

Coincidiendo con los 20 años de vida del TT, la marca de los cuatro aros ha querido resaltar el carácter deportivo de este vehículo, así como su carácter «masculino».

Desde la versión básica son de serie la instrumentación digital ( Audi virtual cockpit), el sistema de conducción dinámica Audi drive select, los sensores de luces y lluvia, la llave y el climatizador automático de confort, el paquete de iluminación LED interior, los espejos retrovisores exteriores calefactados o el volante multifunción plus, que permite manejar el sistema de infotainment mediante el control por voz.

También forman parte de la dotación de serie los puertos USB con retroiluminación y el Bluetooth

Los sistemas de iluminación con tecnología LED y Matrix LED están disponibles como opción e integran intermitentes dinámicos.

Los Audi TT Coupé y Roadster miden 4,19 metros de largo. Ambas carrocerías cuentan con voladizos cortos y su distancia entre ejes es de 2,51 metros.

Las llantas de serie son de 17 pulgadas, pero se ofrecen también en medidas de 18, 19 y 20 pulgadas.

Tres nuevos tonos completan la gama de colores para la carrocería: azul cosmos, naranja pulso y azul turbo (solo para S line ).

El paquete exterior opcional S line enfatiza aún más la deportividad del TT al incluir un splitter delantero, entradas de aire de corte vertical, parrilla con acabado negro titanio y taloneras con inserciones y una terminación distintiva en su parte posterior.

A todo ello suma un difusor mayor y unas entradas de aire bajo los pilotos traseros con tres aletas horizontales cada una

Exteriormente, el TT también llama la atención porque la tapa del depósito de combustible carece de un tapón. Al abrirla, el conductor directamente introduce la manguera de repostaje como si de un coche de competición se tratase.

Con el paquete S line o la suspensión Audi magnetic ride, la carrocería rebaja su altura al suelo en 10 milímetros.

.
Noticias Relacionadas: