PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La alianza Renault-Nissan dura ya 14 años.

La alianza Nissan, Renault y Mitsubishi publicará sus planes de reestructuración por el coronavirus el 27 de mayo

La alianza formada entre Nissan, Renault y Mitsubishi anunciará el próximo 27 de mayo un programa conjunto a medio plazo para afrontar la crisis del sector derivada de la pandemia de coronavirus, informó hoy el diario financiero Nikkei.

PUBLICIDAD

Nissan ya había adelantado la semana pasada que estaba preparando un programa propio a medio plazo con el fin de hacer frente a la drástica caída en la demanda de vehículos, y que lo daría a conocer cuando difundiera sus resultados financieros el próximo 28 de mayo.

Según Nikkei, el programa conjunto de las tres firmas que integran la alianza formada inicialmente hace dos décadas por Renault y Nissan será el primero que definen en la era posterior a Carlos Ghosn, ahora prófugo de la justicia nipona.

Aunque el periódico asegura que las tres firmas están preparando por separado su propio programa, habrá un plan conjunto para mostrar cohesión de sus operaciones entre los integrantes de la alianza.

PUBLICIDAD

El diario financiero apunta que este programa a medio plazo puede centrarse en la reorganización del sistema de producción entre las tres compañías y las medidas para el desarrollo de vehículos de nueva generación, como los eléctricos.

Nikkei ya había informado el pasado 14 de mayo que como parte del programa a medio plazo que estaba diseñando Nissan Motor se encontraba una reducción en el 20 % de su capacidad de producción, para hacer frente a la disminución en la demanda.

Esos planes implicaban el cierre de su fábrica en Barcelona, entre otras medidas, pero una portavoz de la compañía calificó esa información como una “conjetura”, e insistió en que el programa que está preparando Nissan se conocerá el 28 de mayo.

En esa fecha está previsto que Nissan Motor dé a conocer los resultados de su año fiscal de 2019. Nissan ya informó el pasado 28 de abril que cerrará ese ejercicio con unas pérdidas próximas a los 900 millones de dólares.

PUBLICIDAD