CCOO, UGT y USO, tres sindicatos que perjudicaron a los trabajadores de Prosegur y Securitas

CCOO, UGT y USO, tres sindicatos que perjudicaron a los trabajadores de Prosegur y Securitas

Ambas empresas y los tres sindicatos acordaron absorber ambos pluses en el salario base de los empleados auxiliares y además aplicarlo con efecto retroactivo desde el 1 de enero
26 septiembre, 2019
|
Actualizado: 26 septiembre, 2019 22:30
|

La Audiencia Nacional ha condenado a las empresas de seguridad Securitas y Prosegur por «neutralizar» la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros desde el pasado 1 de enero a sus empleados auxiliares, absorbiendo dos pluses hasta entonces extrasalariales.

Según los textos de las sentencias, ambas compañías aplicaron desde el 1 de enero la subida del SMI al salario base (864 euros) de sus más de 8.000 trabajadores auxiliares al tiempo que eliminaron los pluses de vestuario y transporte (42 euros).

Esta sentencia, contra la que cabe recurso, nace de una demanda presentada por el sindicato CSIF contra una modificación del convenio colectivo que ambas compañías suscribieron en junio con los sindicatos CCOO, UGT y USO, así como el sindicato de seguridad privada en el caso de Prosegur.

En dicha modificación, las empresas Prosegur y Securitas y los sindicatos CCOO, UGT y USO acordaron absorber ambos pluses en el salario base de estos empleados auxiliares y además aplicarlo con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

En el auto, la Audiencia Nacional estima parcialmente la demanda porque la modificación del convenio colectivo es legal ya que ha sido suscrita por «los representantes de los trabajadores», tal y como ha explicado este jueves el portavoz del CSIF, Pedro Poves.

En cambio, anula la aplicación de dicha absorción con efectos retroactivos, de forma que los más de 8.000 trabajadores afectados podrán reclamar la subida del SMI además de los dos pluses durante los cinco primeros meses del año.

Poves ha cifrado en «dos millones de euros el ahorro que han tenido estas empresas durante estos cinco meses», por lo que ha animado a todos los trabajadores a presentar reclamaciones individuales para percibir la cuantía debida.

«No firmamos el convenio porque neutraliza la subida del SMI», ha asegurado Poves, al tiempo que ha manifestado su perplejidad ante el hecho de que «dos sindicatos importantísimos, como CCOO y UGT, sí lo hayan hecho».

CSIF, que previamente había presentado un conflicto colectivo por la absorción de hecho de los complementos salariales en la subida del SMI, ha denunciado también que el resto de sindicatos con representación en las compañías «no les apoyara ante el SIMA».

«Las empresas, en lugar de solucionar el tema, cambiaron el terreno de juego», ha explicado Poves, acogiéndose a la negociación en el seno de la empresa.

De esta forma, modificaron el convenio colectivo, con el apoyo de CCOO, UGT y USO, eliminando el artículo que reconocía los pluses de transporte y vestuario, para subir el SMI en la misma cuantía, ha apuntado Poves. 

Noticias Relacionadas: