La banca estudia penalizar los depósitos ante la entrada masiva de dinero

La banca estudia penalizar los depósitos ante la entrada masiva de dinero

22 junio, 2017
|
Actualizado: 22 junio, 2017 8:34
|

La banca española se enfrenta al problema contrario de Banco Popular. La liquidez es tan voluminosa que la entrada de depósitos se ha disparado, por lo que las entidades financieras tienen que hacer frente a un mayor coste, ya que el BCE les penaliza con un -0,4%.

El sector bancario, concentrado ahora en tan solo seis grandes bancos ha registrado un aumento muy significativo en los depósitos y tienen exceso de liquidez, más cuando se suman la llegada de clientes procedentes del extinto Banco Popular, según recoge Expansión.

Los datos de marzo del Banco de España apuntan a un crecimiento de 29.000 millones de euros, y existe un total de 1,8 billones de euros en depósitos. La situación dista bastante de la guerra por el pasivo desatada en el inicio de la crisis y en épocas de bonanza. No obstante, se ha convertido ahora en un quebradero de cabeza, ya que el BCE exige el pago de un 0,4% a las entidades financieras por los préstamos a un día.

La banca había trasladado esta tasa a grandes clientes e institucionales, pero estudia aplicarlo a los pequeños ahorradores. Y es que, pese a la exigua rentabilidad que ofrecen, los depósitos se han convertido en una especie de refugio para los clientes.

«No es tanto que crezcan los depósitos que nos llegan, que también, como que está creciendo cada vez más el exceso de depósitos sobre créditos. Esto es producto sobre todo del proceso de desapalancamiento de la banca española», según afirma un alto cargo de una de los mayores bancos de España al citado diario.

Para tratar de reducir este exceso de liquidez la banca podría iniciar la penalización de los depósitos, aplicando incluso tipos negativos. Una forma de ahuyentar a los clientes minoristas. La medida no se aplica ahora a todos, sino a los grandes, pero hay riesgos de continuar cobrando por dejar aparcado el dinero, como perder los clientes.

El único consuelo de toda esta situación es que sería a corto plazo, ya que se espera que el BCE incremente los tipos de interés a finales del próximo año. En teoría la subida sería de entre 0,25% y 0,5%, un movimiento que incrementaría los márgenes de los bancos. La cuestión es si la banca, que se ha quejado de la fuerte regulación, puede aguantar este año y medio.

 

Noticias Relacionadas: