La banca, prudente con el impuesto de Pedro Sánchez

La banca, prudente con el impuesto de Pedro Sánchez

19 julio, 2018
|
Actualizado: 19 julio, 2018 11:49
|
PUBLICIDAD

Las entidades financieras se muestran prudentes a la hora de pronunciarse en público, más allá del comunicado conjunto de la AEB y la CECA, sobre el impuesto a la banca que ha anunciado el Gobierno del PSOE, pero con la dificultad evidente de ponerlo en marcha.

La ley actual ya grava los beneficios de la banca, por el que el nuevo impuesto no podrá gravar las mismas partidas establecidas hasta ahora debido al problema de la doble imposición. Su articulado debe ser tan minucioso que cualquier error u omisión podría ser tumbado en los tribunales.

Fuentes oficiales de la banca se remiten contínuamente al comunicado conjunto de las dos patronales bancarias para rechazar tajantemente este impuesto, que merma no solo los márgenes, sino que abre la puerta a trasladarlo a los clientes, pese a las súplicas del Gobierno socialista para que no se haga. Y es que, ni la banca ni ninguna otra empresa son ONGs, por lo que es muy probable que estas subidas de impuestos acaben pagándolas finalmente los usuarios, independientemente de su tipo de renta.

El programa del PSOE para concurrir a las elecciones de 2016 estipulaba dos impuestos a la banca, uno de nueva creación, y otro sobre los beneficios, pese a que ya están gravados en Sociedades. En este sentido, se elevaría el tipo impositivo de este gravamen en el 8%. Todo ello bajo el fin de sostener el sistema de pensiones, aunque el déficit de la Seguridad Social será histórico este año, ya que superará con creces los 18.000 millones de euros. En concreto, el Gobierno ya ha pedido prestados 20.400 millones para hacer frente tanto al pago de las extras del pasado año como las de este. De este crédito, concedido por el Tesoro, no quedaría un solo euro en las arcas de la Seguridad Social.

El Gobierno ha asegurado que este impuesto será temporal, pero ninguna entidad financiera confía en que así sea, si es que finalmente se impone esta subida impositiva. También se aseguró que la subida del IVA iba a ser temporal y han pasado ya más de ocho años y no solo no ha bajado sino que el tipo general está en máximos históricos, al pasar del 15% al 21%, lo mismo ocurre con otros tramos del impuesto sobre el Valor Añadido.

El PSOE impondrá un nuevo impuesto, la llamada tasa Tobin, que gravará las transacciones financieras. El impuesto no es nuevo y hay una fuerte discusión en Europa para su implantación, más después de que en Reino Unido la banca haya decidido trasladar la totalidad de este impuesto a los clientes.  El tipo del impuesto va del 0,01% al 0,1%, dependiendo del tipo de operación que se realice.

El PSOE pretende, además, eliminar exenciones y bonificaciones fiscales, por lo que no se descarta que toque impuestos sobre instrumentos financieros y derivados.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD