La banca trata de irrumpir en el negocio del alquiler

La banca trata de irrumpir en el negocio del alquiler

04 julio, 2018
|
Actualizado: 04 julio, 2018 9:23
|
PUBLICIDAD

Se calcula que el 80% de las viviendas residenciales son de propietarios, por lo que el alquiler no suscitaba interés alguno a la banca. Ahora, con los precios por encima de los niveles de burbuja y apenas la firma de unas 330.000 hipotecas anuales, la banca busca entrar en este mercado.

Hasta ahora las inmobiliarias en España se han dedicado a este negocio con unas reglas poco claras. Ante los bajos sueldos y algunas restricciones de los bancos, la firma de hipotecas concedidas arrojan una media de unas 330.000 anuales, muy por debajo de los niveles de la burbuja inmobiliaria, cuando se otorgaban hasta un millón de créditos hipotecarios.

La fortísima demanda del alquiler y la ausencia de oferta es el principal motivo por el que se han disparado los precios hasta obtener rentabilidades del 10% anual, un máximo histórico en este mercado.

Las promotoras inmobiliarias están comenzando a despertar, pero aún así el número de viviendas que faltaría es enorme en comparación con la demanda. Y es que, el alquiler ya no es exclusivo de jóvenes que buscan pisos compartidos, sino de trabajadores, con sueldos muy bajos que no tienen suficiente para hacer frente a una hipoteca los que han entrado en un mercado hasta ahora desconocido para ellos.

Tampoco ayuda el plan de Vivienda de Fomento, ya que es muy pobre en comparación con la demanda del alquiler, al tiempo que tampoco incentiva a las promotoras realizar nuevas edificaciones si tienen que destinar una buena parte de la obra a vivienda de protección oficial, es decir, poner a la venta o alquiler viviendas con bajos precios, un hecho que frena la inversión en algunas zonas de España.

Ahora, tras años de convertirse en las inmobiliarias de España por los concursos y liquidaciones de promotoras, la banca trata ahora de irrumpir en un mercado en el que nunca ha estado. La rentabilidad ofrecida es más que jugosa, de al menos el 10% anual con los tipos de interés en mínimos históricos.

«El capital privado es el que ha tomado la iniciativa en este nuevo mercado porque ha visto una oportunidad de negocio y busca rentabilidades y el sector público va a tener que entrar, aunque ahora el arbitraje y quienes lo están institucionalizando es el sector privado, que es quien va a poner a disposición de la demanda más vivienda de alquiler», según ha asegurado José María Cervera, director general corporativo de Renta Corporación a El Economista.

Según los datos del INE en España hay 18,5 millones de hogares y el 22% vive de alquiler. En este sentido, hay 4,7 millones de pisos destinados a este mercado y solo el 5% está en manos de las empresas, mientras que el 95% lo ostentan particulares.

El último negocio realizado por particulares es pedir hipotecas de pisos para destinarlos íntegramente al alquiler y obtener así unos ingresos extras que cubren la cuantía de la hipoteca y de los gastos que conlleva el alquiler, como el pago de impuestos o reponer desperfectos en la vivienda.

Asimismo, la nueva ley de desahucios protege más al propietario de la vivienda y ahora se estipulan numerosas cláusulas en caso de impago de la cuota mensual, como echar al inquilino en menos de un mes.

En comparación con Alemania, España está muy atrasada en este mercado que ostentan las aseguradoras. El concepto del alquiler está muy arraigado en ese país, junto a Reino Unido e Irlanda, con cuotas que rozan el 50%. Ahora el problema para frenar la escalada de precios es que los fondos de inversión, grandes propietarios del ladrillo de la banca, pongan en el mercado los pisos comprados, aunque se espera que se realicen operaciones en bloque, sin que haya posición para el mercado del alquiler.

Asimismo, las ventajas fiscales que tienen ahora las socimis, sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria, son también una clara ventaja para este mercado, aunque necesitan carteras de activos potentes y muy cotizados, al tiempo que deben cumplir con la normativa municipal, autonómica y estatal sobre el alquiler.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD