La CEOE ningunea a los expertos de Díaz: ‘Gente que se representa a sí misma que depende de quiénes les han nombrado’

La CEOE ningunea a los expertos de Díaz: ‘Gente que se representa a sí misma que depende de quiénes les han nombrado’

Garamendi ha afirmado que, por el contrario, cada uno de los expertos que podría haber mandado la CEOE representan a dos millones de empresas en España y ha agregado que "expertos en mi casa tengo cientos"
21 junio, 2021
|
Actualizado: 21 junio, 2021 19:34
|
PUBLICIDAD

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha dicho este lunes que su organización no ha participado en el grupo de expertos creado por el Ministerio de Trabajo sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) y que, por tanto, no les da validez.

Garamendi, que ha participado este lunes en el curso de la UIMP «Perspectivas de la economía española y europea ante la nueva realidad», que organiza la APIE, ha negado que la patronal esté vetando esa subida del SMI porque eso es algo que corresponde al Gobierno previa consulta con los agentes sociales.

Antonio Garamendi, que ha reiterado que no es el momento de subir el SMI, sino que la prioridad ahora es consolidar los puestos de trabajo, ha indicado que la equiparación del salario mínimo con el 60 % del salario medio en España en esta legislatura, es un acuerdo del PSOE con Podemos, «no conmigo».

Ha añadido que la CEOE no tiene la obligación de asumir un acuerdo de dos partidos que están gobernando, que reconoce que tienen toda la legitimidad, pero ese acuerdo no es algo que tenga que cumplir la patronal.

Respecto a que al año que viene se pueda subir el SMI, Garamendi ha dicho que el año que viene «ya veremos lo que toca».

Nombran expertos con la idea de «cuando no se sí me va o no me va»

No obstante, ha criticado esa idea de, «cuando no se sí me va o no me va», montar un grupo de expertos y ha recordado que la CEOE renunció a mandar dos personas a ese grupo para cuya labor deberían estar el Gobierno y los agentes sociales.

Un grupo de «gente que se representa a sí misma», ha dicho Garamendi, y que dependen de quiénes les han nombrado.

Garamendi ha afirmado que, por el contrario, cada uno de los expertos que podría haber mandado la CEOE representan a dos millones de empresas en España y ha agregado que «expertos en mi casa tengo cientos».

Ha añadido que no le gusta ese término de grupo de expertos, que «parece que son los sabios y los demás no sabemos nada», al tiempo que ha indicado que la CEOE no ha entrado en ese grupo de expertos y que, por tanto, no les da validez.

Pensiones

También se ha referido, a preguntas de los periodistas a la marcha del acuerdo sobre las pensiones, y ha indicado que «no va mal pero todavía quedan flecos» y aunque la «música» gusta a la CEOE, ha que ver la «letra, la norma».

En cuanto a esa cercanía sobre el acuerdo que el Gobierno dice que hay, Garamendi ha manifestado que «a veces tenemos un Gobierno con muchas ansias de dar noticias todo el día», cuando «la confianza, la discreción, son las mejores compañeras para que ese acuerdo salga cuanto antes».

Ha señalado que el lunes que viene habrá otra reunión, pero el acuerdo «todavía no está cerrado y vamos a ver», pero considera que «progresa adecuadamente».

Reforma laboral

En cuanto a la reforma laboral, ha dicho que Bruselas no habla de reforma laboral, sino de contratación y de políticas activas de empleo para menores de 30 años y mayores de 50 con difícil acceso al mercado laboral.

Ha recordado que de cada cuatro personas que trabajan en España, tres tiene contrato indefinido y uno (un 25 %) no, si bien ha recordado que en la Administración pública un 34 % tiene contrato temporal, por lo que «alguno se lo tendría que hacer ver».

Además, ha subrayado que tanto la OCDE, como la CE, el Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI) dicen que la reforma laboral vigente ha sido «una buena herramienta para el empleo».

Garamendi, que ha dicho que las reformas tienen que venir después del verano, ha añadido que la CEOE no tiene problema en sentarse a negociar una reforma laboral, pero si lo que se va a negociar es «restrictivo», «no llegaremos a acuerdo».

También se ha referido a los expedientes de regulación de empleo (ERTE) y ha dicho que el último acuerdo que han alcanzado Gobierno y agentes sociales sobre esta cuestión puede ser el último.

Los ERTE

Ha señalado que los ERTE han sido fundamentales, pero «afortunadamente tienen que ir acabando, hay que intentar que la gente entre en el sistema».

Garamendi ha augurado que este verano se va a ver un bajada espectacular de personas que están en ERTE y el 30 de septiembre habrá que sentarse a ajustar, porque ya el apoyo que se va a necesitar no va a ser igual, ya con una alta tasa de vacunación y la economía abierta.

«Los ERTE, que es algo que tiene un coste para el Estado y el erario publico tienen que ser activos y efectivos cuando tienen que serlo», ha dicho Garamendi, que ha señalado que, no obstante, en septiembre habrá mucho menos gente afectada, pero aún habrá sectores «tocados,» como el del ocio nocturno y habrá que ver cómo se les puede ayudar, pero el modelo «va a cambiar».

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD