Programas del domingo
La CNMC inicia un expediente sancionador contra Telefónica por la compra de Sogecable en 2015

La CNMC inicia un expediente sancionador contra Telefónica por la compra de Sogecable en 2015

21 diciembre, 2022
|
Actualizado: 21 diciembre, 2022 12:02
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra Telefónica de España por un posible incumplimiento de los compromisos adquiridos durante la compra de DTS (antigua Sogecable) en abril de 2015.

La CNMC ha explicado este miércoles en un comunicado que esta resolución forma parte de la labor de vigilancia que realiza para verificar que Telefónica cumple con los compromisos que asumió para la aprobación de la toma del control exclusivo de DTS.

El organismo regulador autorizó la operación de concentración en 2015 con la condición de que Telefónica cumpliera una serie de compromisos que se prorrogaron por un periodo adicional de tres años hasta 2023.

En julio de 2021, la CNMC instó a Telefónica a cambiar la oferta de productos Fusión+Smartphone, que incorpora servicios de televisión de pago, ante la existencia de indicios de un posible incumplimiento de dichos compromisos.

Concretamente, la oferta posibilitaba que los clientes de Telefónica arrendaran móviles a cambio de una cuota mensual de tres euros con carácter general y una permanencia de 36 meses.

Por ello, Telefónica incumplía su compromiso de abstenerse de incluir obligaciones de permanencia asociadas directa o indirectamente a los servicios de televisión de pago, ya fueran empaquetados o no, con servicios de telecomunicaciones.

Con la apertura de este expediente, comienza un periodo máximo de tres meses para la instrucción y para su resolución por parte de la CNMC.

Esta no es la primera vez que la CNMC abre un expediente sancionador contra Telefónica por el incumplimiento de las obligaciones y compromisos que aceptó y que llevaron a la entidad a autorizar la compra de DTS.

De hecho, la CNMC sancionó el pasado septiembre a la compañía con cinco millones de euros por infringir las obligaciones relacionadas con la información que tiene que remitir para que sea posible analizar la «replicabilidad» efectiva de las ofertas comerciales minoristas que incluyen canales propios «prémium» en su oferta mayorista de televisión de pago. 

Noticias Relacionadas: