PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. / EFE

La CNMV prevé más despidos y cierres de sucursales en el sector bancario

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera que los márgenes del sector bancario están lastrados por una política monetaria muy laxa, que se espera que se extienda en el tiempo, por lo que ve «previsible que continúe el proceso de ajuste, es decir, reducción de tamaño y de costes», es decir, más despidos y cierre de sucursales.

PUBLICIDAD

La CNMV ha publicado este viernes la nota de estabilidad financiera correspondiente a junio, que asegura que el índice de estrés de los mercados financieros españoles aumentó hasta 0,24, un valor que implica un nivel de estrés bajo pero que se aproxima al umbral que separa el nivel bajo del medio.

«Este nivel es compatible con unos registros relativamente elevados en algunos segmentos y, en particular, en el de intermediarios financieros y en el de deuda, que se sitúan alrededor de 0,7 (estrés alto), fundamentalmente por el descenso en las cotizaciones de los bancos y por la reacción a las últimas novedades respecto de política monetaria», añade la CNMV.

La nota explica que el contexto macroeconómico internacional continúa caracterizado por una cierta desaceleración del crecimiento y por la persistencia de algunas incertidumbres como las relacionadas con los acuerdos comerciales entre EE.UU. y otras áreas económicas, la inestabilidad geopolítica en Oriente Medio o el resultado final del «brexit».

PUBLICIDAD

La economía española no es ajena a este entorno de desaceleración pero la fortaleza de la demanda interna hace que su crecimiento siga siendo superior al de la zona euro, aclara.

Al respecto, matiza que esta evolución de la economía española no está exenta de riesgos, y que existen de carácter doméstico como, por ejemplo, el mantenimiento de algunas incertidumbres políticas o el elevado nivel de endeudamiento, aunque en descenso, de los agentes.

«En los mercados financieros españoles la mayor fuente de incertidumbre se cierne sobre el sector bancario y sobre la deuda», mantiene la CNMV, que al respecto añade que las incertidumbres que afectan al sector bancario se han mantenido e incluso agravado en un entorno de riesgos al alza, como pusieron de manifiesto los resultados del primer trimestre caracterizados por una cierta debilidad.

«Los márgenes del sector están lastrados por una política monetaria muy laxa, que se espera que se extienda en el tiempo, por lo que es previsible que continúe el proceso de ajuste (reducción de tamaño y de costes)», asegura.

PUBLICIDAD

Finalmente, en lo que respecta a la renta variable, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, que había acumulado una revalorización del 8,2% en el primer trimestre del año —inferior a la de la mayoría de los índices europeos del entorno—, apenas avanzó en los meses siguientes, «pudiéndose haberse visto afectada su evolución por las bajas cotizaciones de las acciones en el sector bancario».

A ello, se unieron las incertidumbres de carácter interno relacionadas con la fragmentación parlamentaria y en consecuencia, el futuro de la política económica y las reformas a llevar a cabo, concluye la nota.