PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La construcción ha acumulado tres meses de actividad a la baja.

La construcción en Madrid, con jornada continua y reducida en verano

Los sindicatos y la patronal de la Construcción en Madrid han firmado un convenio colectivo nuevo en virtud del cual a partir de 2020 los trabajadores tendrán jornada continua y reducida en verano, del 15 de julio al 15 de agosto, y una subida salarial del 2,25 % y del 5 % para la media dieta y dieta.

PUBLICIDAD

El responsable del sector de Construcción y Servicios en el sindicato Comisiones Obreras Madrid, David Juan Pérez, ha explicado a Efe que la jornada de trabajo de verano es una «gran logro» de los sindicatos, que luchaban por él desde hace años «por motivos de salud y de conciliación laboral y familiar».

Según Pérez, el convenio ha sido suscrito este jueves por los sindicatos CCOO y Unión General de Trabajadores (UGT), y por la Asociación de Empresas de la Construcción de Madrid (AECOM), la patronal, y los representantes de varias de las grandes empresas del sector.

El documento, según Pérez, será registrado en breve ante la Comunidad de Madrid para que entre en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

PUBLICIDAD

En una nota de prensa, CCOO explica que el nuevo convenio colectivo para 2019 supone «un incremento sustancial de los derechos» de los trabajadores y que ha sido consensuado después de más de un año de negociación.

Además, se ha acordado que las partes negociarán en octubre próximo el convenio para 2020 y 2021.

El texto del acuerdo, adaptado «a los cambios normativos, jurisprudenciales y al convenio General del sector de la construcción», contiene las tablas 2019, con una subida salarial del 2,25 %, con carácter retroactivo desde el 1 de enero.

Según CCOO, La firma de estas tablas supone un incremento en el poder adquisitivo de los trabajadores «de uno de los sectores más castigados por la crisis».

PUBLICIDAD

El sindicato destaca la «importancia» de haber conseguido la reducción y la continuidad de la jornada de verano «debido a las dificultades que ha mostrado la patronal y las empresas constructoras, que nunca ha querido sentarse a negociar dicha jornada, así como por la propia naturaleza e idiosincrasia del sector».

Este derecho ahora reconocido, dice CCOO, permitirá «que los trabajos en verano sean menos penosos y se limita el riesgo para la integridad física que conlleva, al evitar realizar trabajos en las horas en las que se registra mayor temperatura, lo que supone una medida preventiva muy importante para combatir y evitar tanto el estrés térmico como los golpes de calor».