La crisis de los opiáceos causa estragos en el sistema de salud en EEUU y pone en riesgo a sus farmacéuticas

La crisis de los opiáceos causa estragos en el sistema de salud en EEUU y pone en riesgo a sus farmacéuticas

25 septiembre, 2019
|
Actualizado: 25 septiembre, 2019 15:00
|

La denominada crisis de los opiáceos en Estados Unidos, como un terremoto similar al ocurrido con las tabacaleras en la década de los noventa, que removió sus cimientos, está cuestionando no solo a la industria farmacéutica, sino a todo el sistema de salud norteamericano con connotaciones éticas, deontológicas, morales, científicas y comerciales. De hecho, varias farmacéuticas del sector, como Purdue, ya se han declarado en quiebra y otras, como Mallinckrodt o Akorn, pueden seguir la misma suerte.

Pero, ¿Qué es lo que está sucediendo? Varios expertos del sector sitúan el origen de la crisis cuando los servicios médicos comienzan a detectar entre colectivos de trabajadores en determinadas empresas del país positivos por consumo de opiáceos como consecuencia de prescripciones de analgésicos con altas dosis de dicha droga. 

La gran diferencia entre esta crisis y la de las tabacaleras es que en ésta última fueron los fumadores afectados de cáncer los que iniciaron las demandas judiciales contra las compañías y, ahora, esas reclamaciones contra las farmacéuticas de opiáceos las encabeza la propia administración pública, desde los Estados, pasando por los condados y llegando a los municipios. Actúan como cualquier demandante judicial a modo de acusación pública y exigen indemnizaciones millonarias al comprobarse que la propia industria había sobornado al colectivo médico y a los distribuidores farmacéuticos para la prescripción y dispensación, aunque, por otra parte, innecesaria en la mayoría de los casos, de estos productos con derivados del opio.  

De esta forma, el sector farmacéutico norteamericano está viviendo una época convulsa motivado por estos factores, que están incidiendo en la valoración de las compañías, especialmente de las cotizadas y provocando movimientos especulativos que están suscitando un enorme interés entre los inversores mundiales, generando oportunidades no exentas de riesgos que es necesario valorar analizando con detalle cada compañía y sus circunstancias.

Y es que algunas, como Purdue no han resisitido la presión. Acosada por reclamaciones millonarias se ha visto en la obligación de instar su propia intervención pública para destinar la totalidad de sus beneficios a hacer frente a las indemnizaciones solicitadas para los afectados.

Las acciones de Mallinckrodt han sufrido un septiembre de vértigo, con una caída récord a principios de mes hasta su mínimo histórico tras desvelarse un informe de que la compañía farmacéutica especializada había contratado asesores especialistas en reestructuración de empresas y estaba considerando la bancarrota antes de los juicios federales sobre opiáceos

Pero uno de los casos más llamativo, por la importancia y peso de la compañía en el sector farmacéutico es el de Akorn, líder en el sector de genéricos norteamericano y curiosamente con poco peso de los opiáceos en su cartera de productos. Con sede en Illinois, la empresa cotizada en el NASDAQ (AKRX) ha experimentado en el ultimo ejercicio unas fluctuaciones en el precio de la acción que han oscilado entre los 16,36 dólares y los 2,34 dólares.

Y eso es una de las cosas que más llama la atención, que a pesar del escaso porcentaje de productos opiáceos en su portfolio, los efectos colaterales de la crisis descrita han hecho de ella un objetivo “atractivo” de inversión en la que los inversores han tenido en cuenta no solo sus fortalezas sino también sus numerosas debilidades, ponderando con ello su riesgo de inversión y haciendo que el mercado se cuestione si realmente es un valor para invertir o si se debe huir de él.

Entre las reflexiones que los inversores han debido plantearse o deben plantearse figura que en su accionariado destaca una fuerte presencia institucional (76,80%) representada por fondos de inversión como Renaissance Tehcnologies, Dimensional Fund Advisors, Citadel Advisors, Canyon Capital Advisors y un 2% en manos de directivos como consecuencia de su política de “sotck options”. Ese alto capital cautivo en manos de institucionales siempre da estabilidad en la cotización de un valor y pese a ello, la acción ha tenido un movimiento extrañamente violento para cotizar entre un máximo de 16,36 dólares y un mínimo, de 2,34, para cotizar en la actualidad sobre los 4 euros.

Los analistas creen que La oscilación del precio de sus acciones, al margen de determinados movimientos especulativos propios de este tipo de valores, se ha debido principalmente a los siguientes hechos objetivos (positivos y negativos):

1.- Crisis de opiáceos en el mercado farmacéutico norteamericano:

  • 1.1 Condena criminal de uno de sus principales accionistas (Dr. Kapoor) por chantaje a médicos para la prescripción de opiáceos, con consecuencia muy negativas en las sociedades en las que ostente una participación significativa Akorn: suspensión de la cotización y retirada de productos del sistema sanitario USA.
  • 1.2 Implicación de su actual CEO, Douglas S. Boothe, en una de las compañías, Actavis, que figuran actualmente en el centro de las investigaciones criminales por esta causa.
  • 1.3 A pesar del % de stocks en opiáceos de Akorn, los cambios en el entorno regulatorio de estos productos están produciendo algún incumplimiento por parte de la farmacéutica que podrían resultar en multas, daños a la reputación e impactos negativos en su negocio y en sus resultados financieros.
  • 1.4 Existen posibilidades reales que de Akorn pueda sufrir las consecuencias negativas de la actual crisis y que al incrementarse el numero de reclamaciones pueda entrar en situación similar a su competidora Purdue actualmente en situación de intervención de todas sus ventas para hacer frente a sus responsabilidades.

2.- Falta de respuestas adecuadas a demandas de la Federal Drugs Administration (FDA).

  • 2.1 La FDA ha enviado varias advertencias sobre el estado de las instalaciones después de realizar inspecciones a dos de las factorías en Estados Unidos, que todavía no han sido respondidas por Akorn por lo que la FDA podría imponer sanciones importantes.

3.- Aprobación por la FDA de nuevos productos que incrementan su porfolio

  • 3.1 En agosto AKRX recibe la aprobación de un nuevo spray nasal Azelastine Hydrochloride con un volumen de ventas anuales de aproximadamente 18 millones de dólares
  • 3.2 No obstante, el retraso en la atención de las restantes solicitudes de información de la FDA podría condicionar la aprobación de otros productos en fase de aprobación.

4.- Reclamaciones de accionistas por perjuicios de la ruptura de acuerdo de fusión con FRESENIUS.

  • 4.1 Se ha llegado a un principio de acuerdo con un grupo de accionistas minoritarios para el pago de una indemnización de aproximadamente 30 millones de dólares y la entrega de acciones liberadas. El acuerdo debe ser ratificado por el Juez.

5.- Reclamación de FRESENIUS por ruptura del acuerdo de fusión.

  • 5.1 Es posible que Fresenius presente una demanda millonaria por los costes legales derivados de la ruptura de las negociaciones de fusión con AKRX.

6.- Refinanciación de su deuda a largo plazo antes del 13 de diciembre

  • 6.1 Si Arkon no llega a un acuerdo con sus deudores sobre la refinanciación de su actual deuda incurrirá en causa de incumplimiento de los contratos de préstamo.

7.- Cierre de la factoría de producción en India.

  • 7.1 Es posible que Akorn no pueda recuperar todo o parte del valor de los activos netos y que se incurran en costes adicionales como consecuencia del cierre de dicha factoría.

Noticias Relacionadas: