La empresa pública italiana Enel ingresará más de 800 millones del beneficio de Endesa en 2021
José Bogas, consejero delegado de Endesa, 70,01% propiedad de la empresa publica italiana Enel tras su compra en el año 2007 durante el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La empresa pública italiana Enel ingresará más de 800 millones del beneficio de Endesa en 2021

22 febrero, 2022
|
Actualizado: 22 febrero, 2022 18:31
|

Endesa, la filial española de la pública italiana Enel, ha logrado un beneficio ordinario neto de 1.902 millones, un 11% inferior al de 2020, pero, al mismo tiempo, un 12% superior a la estimación de 1.700 millones comunicada en noviembre. El beneficio neto atribuido a la sociedad dominante, que tiene en cuenta los impactos extraordinarios del ejercicio, es de 1.435 millones. Gracias a ello, el dividendo a repartir a los accionistas superará las estimaciones en un 11%, hasta situarse en 1,44 euros por acción. El 80% de ese beneficio neto atribuido, 1.148 millones de euros va a dividendo. A su máximo accionista, Enel, le corresponde el 70,01% de esa partida, es decir, 803,7 millones de euros.

Endesa mantendrá ese fuerte distribución de dividendos entre sus accionistas impuesta por Enel que ha encontrado en la eléctrica española el maná que llena su hucha. Así el porcentaje de pay-out se situará en el 70% sobre los beneficios de 2022, 2023 y 2024 para adecuarlo a la inversión bruta prevista para los próximos años: 7.500 millones entre 2022 y 2024, y una estimación de 31.000 millones en total hasta el año 2030.

El beneficio neto atribuido a la sociedad dominante, que tiene en cuenta los impactos extraordinarios del ejercicio, crece el 3% hasta 1.435 millones. Un alza que se logra pese a contabilizarse un deterioro de los activos de generación eléctrica en los territorios no peninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) de 652 millones. Este deterioro está relacionado con la situación prevista de los mercados de materias primas y los costes que se prevén recuperar en la regulación por estos conceptos, así como con los cambios contemplados en la estructura de generación futura y sus efectos en la generación térmica actual. Se suma a los deterioros en el negocio no peninsular ya contabilizados en 2019 y 2020 por 404 y 338 millones, respectivamente.

En cuanto al ebitda (beneficio bruto de explotación), crece el 6% respecto a 2020 y se sitúa en 4.278 millones. Una cifra que es un 7% superior a la estimación de cierre de año anunciada al mercado. Este crecimiento su sustenta en dos pilares: primero, la contabilización de ingresos extraordinarios de 300 millones derivados de la anulación judicial del canon hidráulico 2013-2020 y de otros 186 millones por la recuperación de los costes de CO2 del año 2006 igualmente por sentencia judicial; y, segundo, en esfuerzos de gestión en los distintos negocios para tratar de paliar el impacto de la citada subida excepcional de los precios del gas. 

El 64% del ebitda se obtiene de actividades alineadas de acuerdo con el Reglamento de la Taxonomía de la UE. Además, la empresa desglosa por primera vez en estos resultados de 2021 la evolución del ebitda por líneas de negocio: redes, clientes, renovables y generación convencional. El impacto del desafiante contexto de mercado se deja notar fundamentalmente en este último segmento, mientras que son destacables las alzas en EBITDA registradas en renovables (91% más por las citadas resoluciones judiciales sobre canon hidráulico y CO2) y clientes (un 9% más), mientras que redes retrocede un 3% en línea con las expectativas por la menor remuneración regulada

José Bogas, consejero delegado de Endesa, señala sobre los resultados de 2021: “Hemos atravesado uno de los ejercicios más desafiantes de los últimos años, justo después de otro año como el 2020 que estuvo marcado por el tremendo golpe de la pandemia. El desempeño de Endesa muestra nuestra capacidad de resiliencia, que nos permite seguir ofreciendo una sólida remuneración a nuestros accionistas sobre la base de unos resultados económicos mejores que los anunciados. La credibilidad de nuestra senda de descarbonización y sostenibilidad, reflejada en los principales índices a escala global, unida al buen comportamiento de nuestra actividad comercial nos permiten afrontar con confianza los retos del presente año 2022”.  

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: