La familia de José Bono, golpeada por el boicot a Tous

La familia de José Bono, golpeada por el boicot a Tous

02 enero, 2018
|
Actualizado: 02 enero, 2018 10:26
|

Ana María Rodríguez y Amelia Bono cuentan en su patrimonio con hasta siete franquicias afectadas por el conflicto político, social y económico de Cataluña. 
La empresa catalana Tous ha estado en el centro de las llamadas al boicot difundidas a través de las redes sociales. Ante esta situación, la firma catalana tuvo que enviar una carta a todos los empleados para defender su españolidad. No obstante, las miradas se ponen sobre su fundación, plagada de independentistas. De hecho, la decisión de apartar a Pilar Rahola, altavoz de los secesionistas, ha llegado a cuestionarse internamente.
Esta relación con los independentistas, aumentada con imágenes manipuladas con programas de edición, hizo viral estas llamadas al boicot, que ya tiene sus consecuencias entre franquiciados en España, como la familia de José Bono, ex presidente del Congreso y ex ministro con Zapatero.
Entre los afectados, según recoge Crónica Global, está la ex mujer de Bono, Ana María Rodríguez Mosquera, y los cuatro hijos que tuvo durante su matrimonio. Amelia, la mayor, es la que acapara una mayor inversión en esta parte del negocio familiar, gestionando una de las múltiples franquicias de la firma catalana.
Amelia ha asegurado que la crisis en Cataluña no ha repercutido negativamente en alguna de sus 7 franquicias. No obstante, según fuentes cercanas al citado diario, la caída de ventas habría sido del 25% desde el inicio de las llamadas al boicot contra las piezas de joyería de la firma catalana. Asimismo, las mismas fuentes han asegurado que la crisis en esta campaña de Navidad, que termina este próximo sábado, podría repercutir aún más en los resultados. Cabe recordar que la mayor facturación del año se registra en estas fechas y de ella dependen gran parte de sus ingresos anuales.
La familia de Bono cuenta con dos franquicias en Madrid, situadas en el centro comercial Xanadú y otra en Islazul. Es precisamente en Madrid donde se ha registrado la mayor caída de ventas. Cuentan con otros cinco establecimientos en Castilla-La Mancha y también han sufrido caídas en la facturación.
Pese a la caída en la facturación y un peor comportamiento respecto a las mismas fechas de años anteriores, la familia Bono no se muestra «alarmada» y esperan una recuperación en la facturación una vez vuelva la estabilidad política en Cataluña.

Noticias Relacionadas: