La filial alemana de ACS dispara el beneficio y sube el dividendo un 30%

La filial alemana de ACS dispara el beneficio y sube el dividendo un 30%

28 febrero, 2017
|
Actualizado: 28 febrero, 2017 9:05
|

Hochtief, filial alemana de ACS, ha registrado un beneficio neto atribuido de 320,5 millones de euros, un 53,9% más que en 2015, pese a la caída de la facturación.
La entrada de pedidos de Hochtief se ha incrementado en un 15,1%, hasta 24.813,5 millones de euros, pero la facturación se redujo un 5,6%, hasta 19.908,3 millones de euros. El resultado antes de intereses e impuestos (Ebit) mejoró el pasado ejercicio un 12,1%, hasta 816,7 millones de euros.
«Me alegro de informar de que Hochtief logró grandes avances en 2016 tanto de forma operativa como estratégica en el sentido de mejorar la capacidad de lograr beneficios sostenidos apoyados en efectivo», ha asegurado el presidente de la junta directiva de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes.
Además, añadió Fernández Verdes, las compras en Australia de la filial australiana CIMIC han tenido un efecto positivo en las perspectivas de crecimiento.
CIMIC adquirió la compañía de servicios diversificados UGL y la de procesamiento de mineral Sedgman. UGL ofrece servicios de ingeniería y gestión de activos, entre otros, en las áreas de transporte, energía, comunicación, materias primas, agua y defensa.
Fernández Verdes añadió que la subida del beneficio se produjo tras mejorar la liquidación de proyectos y reducir los gastos financieros.

El dividendo de la filial alemana de ACS alcanzará los 2,6 euros

La junta directiva propondrá en la próxima junta general de accionistas el reparto de un dividendo de 2,60 euros por acción, un 30% más que la cantidad repartida en 2015 (2 euros). El beneficio bruto de explotación (Ebitda) bajó en 2016 un 3,3%, hasta 1.104,4 millones de euros, respecto a 2015.
Entre los pedidos logrados el pasado año se encuentran proyectos grandes como la construcción de un túnel en Hongkog por valor de 1.100 millones de euros, la expansión del negocio de minas de Thiess a Canadá, un puente en Virginia occidental, la construcción de un rascacielos en Fráncfort y ampliar y gestionar un tramo de la autopista A6 en el estado federado alemán de Baden-Württemberg por valor de 1.300 millones de euros.
La cartera de pedidos pendientes se incrementó el año pasado un 19,6%, hasta 43.087,6 millones de euros, la cantidad más alta desde hace cuatro años. El flujo de caja libre se mantuvo a finales de diciembre en 986,1 millones de euros y el efectivo neto subió un 12,6%, hasta 703,9 millones de euros.
Hochtief prevé para el 2017 un beneficio neto de entre 410 y 450 millones de euros, entre un 13 y un 25% más que en 2016, y un aumento de la facturación de más del 10%.

Noticias Relacionadas: