La imputación de Sánchez Galán en el caso Villarejo acaba con la mayor inversión de Iberdrola en Estados Unidos

La imputación de Sánchez Galán en el caso Villarejo acaba con la mayor inversión de Iberdrola en Estados Unidos

10 diciembre, 2021
|
Actualizado: 10 diciembre, 2021 11:24
|

El regulador del estado de Nuevo México (EEUU) ha rechazado por unanimidad la propuesta de Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola, de hacerse con PNM Resources, en una operación con un valor empresarial de unos 8.300 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros), la mayor que iba a realizar la eléctrica en Estados Unidos. Uno de los motivos ha sido la imputación del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en el caso Villarejo.

El informe del experto Ashley Schannauer ha sido clave para desbancar a Iberdrola en este proyecto, En ese documento se cita contra la eléctrica española los problemas judiciales de Ignacio Sánchez Galán, el presidente de Iberdrola, imputado desde el pasado junio en el caso Villarejo «por soborno, violación de la intimidad y falsificación documental» contra compañías de la competencia.

Iberdrola recurrió, pero no convenció a Nuevo México y se ha quedado sin este megaproyecto en Estados Unidos.

Ahora, tanto Avangrid como PNM «están valorando las manifestaciones realizadas por la Comisión de Regulación Pública de Nuevo México (NMPRC)» y están «estudiando los próximos pasos a adoptar en este proceso», se ha limitado a notificar este viernes Iberdrola a la Comisión Nacional española del Mercado de Valores (CNMV).

Después de analizar la propuesta de ambos grupos, los cinco miembros del panel de la citada comisión estadounidense que estudiaban la propuesta han determinado que la operación anunciada en octubre de 2020 entraña riesgos. Se trataba del último requisito que necesitaban las empresas para cerrar la operación.

Por ello, Iberdrola, a través de Avangrid, de la que controla el 81,5 % del capital, en principio no podrá llevar a cabo esa adquisición que le habría permitido crear uno de los principales grupos energéticos de EEUU, con diez empresas reguladas en seis estados, y el tercero de energías renovables, con operaciones en 24 estados.

El rechazo del regulador llega menos de una semana después de que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que es investigado por presuntos delitos de cohecho, contra la intimidad y falsedad documental en el caso Villarejo, haya sido citado para declarar en el Supremo el próximo 18 de enero.

En noviembre pasado el examinador de la NMPRC ya hizo un informe en el que proponía rechazar la fusión por implicar más inconvenientes que ventajas, al tiempo que cuestionó el interés público, advirtió de riesgos en el servicio, citando incidentes en otros lugares de EEUU donde opera Avangrid, e hizo alusión a la citada investigación del caso Villarejo.

DECEPCIÓN EN PNM Y EN AVANGRID

«Me decepciona que la Comisión no viera el fondo de los acuerdos alcanzados por las partes y también rechazara nuestra solicitud de escuchar los argumentos orales. Presentamos un acuerdo que fortalecería el futuro de Nuevo México», ha dicho Pat Vincent-Collawn, presidenta de PNM, en un comunicado.

Tanto directivos de Avangrid como de PNM, junto a representantes de quince organizaciones empresariales y ciudadanas de Nuevo México, dieron esta semana una rueda de prensa en Alburquerque (EEUU) para responder a varias alegaciones de la Comisión de Regulación Pública de Nuevo México.

En ella, Vincent-Collawn recordó que la operación podía suponer más de 94 millones de dólares de beneficios para sus clientes, un impacto económico de más de 300 millones de dólares y firmes compromisos en la reducción de las emisiones de carbono en el transporte.

Don Tarry, director financiero y que iba a ser el presidente y director general de la compañía resultante, quiso disipar cualquier duda sobre que PNM tras la fusión no fuera a tener una gestión local y rebatió los riesgos sobre el pago de dividendos a Avangrid.

El director general adjunto de Avangrid, Bob Kump, también se refirió a la cuestión reputacional de la compañía en España y afirmó que «siempre hemos hecho hincapié en los más altos niveles de ética y responsabilidad en todo lo que hacemos». Además, recordó que Iberdrola ha sido designada como una de las empresas más éticas del mundo durante los últimos siete años.

En el mismo sentido se pronunció el director de Desarrollo Corporativo de Iberdola, Pedro Azagra, que dijo que Ibedrola «tiene una sólida historia y cultura de cumplimiento y ética». 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: