La JUR, incapaz de explicar ahora por qué liquidó Banco Popular

La JUR, incapaz de explicar ahora por qué liquidó Banco Popular

28 noviembre, 2017
|
Actualizado: 28 noviembre, 2017 9:27
|

La Junta Única de Resolución (JUR) no es capaz de explicar aún por qué decidió liquidar Banco Popular pese a que la decisión se adoptó en tan solo unas horas durante la noche del 6 al 7 de junio.

El máximo responsable de la resolución de Banco Popular y centro de hasta 96 demandas ante el Tribunal de Justicia de la UE pide más tiempo para preparar su defensa. En primer lugar, las demandas se centran en cómo se activó el mecanismo para resolver Banco Popular y venderlo a Banco Santander por tan solo un euro. La JUR aseguró que basó su decisión en una informe «provisional» de Deloitte, pero la normativa exige que sea un informe definitivo y realizado por un experto independiente. El mecanismo es tan confuso y opaco que no establece ningún procedimiento para designar a ese experto independiente.

Pese a que han pasado ya casi medio año, la Junta Única de Resolución está pidiendo más tiempo para organizar su defensa, que estaría ya preparada para febrero de 2018, es decir, 8 meses después de la resolución, según publica El Mundo, que cita a fuentes jurídicas.

La falta de transparencia ha sido la tónica en este proceso, primero tras negarse a publicar el informe de Deloitte, que tiene en su mano el Frob español, pero que no puede difundir sin el permiso expreso de la JUR. No obstante, si un juez se lo pidiera, el Frob advertiría al magistrado de la parte confidencial, y sería decisión de éste si hace público en el sumario la totalidad del contenido del polémico estudio provisional.

Hasta 96 demandas han exigido el informe íntegro de Deloitte, pero la JUR se ha negado por activa y por pasiva publicarlo, pese a que la operación ya se ha llevado a cabo. Una muestra de la falta de transparencia. Según la JUR, presidida por Elke König, no se podía difundir debido a unas cuestiones de confidencialidad, pero estaba emplazada a dar explicaciones el 18 de diciembre, declaración que se retrasa ahora al menos dos meses más.

El 7 de noviembre, a través del despacho de abogados Linklaters, König pidió más tiempo debido a que el Banco Popular era el primer caso por el que se activaba la resolución. También se ha visto sobrepasada por el número de demandas, la mayoría de inversores internacionales que cuentan con un nutrido equipo experto en temas de regulación.

La JUR gana dos meses más de tiempo y sigue sin dar explicaciones por la resolución de Banco Popular

Asimismo, ha alegado que la documentación de las demandas está escrita en español, por lo que se tiene que traducir al inglés. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado este plazo y la defensa de König podrá estar preparada el 28 de febrero.

Mientras tanto, los 305.000 accionistas y los bonistas de más riesgo de Banco Popular juegan con una amplia desventaja, ya que apenas tuvieron apenas unas semanas para poder demandar a la JUR. Curiosamente, la directiva de la resolución lleva vigente desde 2014, por lo que sus redactores deben conocerla íntegra.

«Mientras los afectados tuvimos que preparar nuestra estrategia en cuestión de semanas, las autoridades piden más tiempo para defender una decisión que tomaron basándose en el marco regulatorio que manejan y por la que se felicitaron», ha explicado uno de los accionistas afectados. Entre ellos están la llamada pinza latina, con el ex consejero Antonio del Valle al frente, la familia chilena Luksic, que invirtió en Banco Popular poco antes de la caída, y un nutrido grupo de trabajadores.

Noticias Relacionadas: