Pelea entre la Nueva y antigua Pescanova por la deuda de 1.200 millones

Pelea entre la Nueva y antigua Pescanova por la deuda de 1.200 millones

19 octubre, 2016
|
Actualizado: 19 octubre, 2016 9:04
|

La antigua Pescanova responde vía Comisión Nacional del Mercado de Valores a las declaraciones de la Nueva Pescanova por la deuda de 1.200 millones de euros.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, los accionistas mayoritarios de Nueva Pescanova aseguran que el endeudamiento de 1.200 millones de euros, que la nueva compañía ha tildado de «insostenible», se reduciría «mediante capitalización de parte de esa deuda antes de fin del año 2016, sin que esto suponga entrada alguna de tesorería para la sociedad».

Según señala la antigua Pescanova, «este nivel de endeudamiento es consecuencia directa de la deuda de 300 millones de euros, que en diciembre de 2015 el entonces administrador único y hoy presidente de NPVA, asumió mediante la aceptación discrecional de una comisión por ese mismo importe con motivo de la firma del llamado crédito supersenior». Pescanova ya incidió en este punto en mayo de este año y lo dejó también claro en las cuentas anuales de 2015.

Los otros 900 millones de euros corresponden a tramos de deuda. El más importante es deuda junior por valor de 400 millones de euros a un interés del 3% anual y cuyo vencimiento es el año 2024. Otros 300 millones corresponden a un tramo junior de deuda concursal que no vence hasta el año 2029, y tiene un interés del 1% anual, cuya cuota se paga en función de la disponibilidad de Nueva Pescanova. De esta forma, el pago se daría a muy largo plazo, teniendo tiempo suficiente para poder hacer frente a la misma.

Asimismo, aproximadamente el 50% de los 300 millones del tramo junior, es capitalizable a partir de mayo 2017, según estipula el convenio. Este canje se produciría bajo la relación de deuda-capital hasta un máximo del 10% del capital de Nueva Pescanova.

De esta forma, «la deuda de carácter permanente de Nueva Pescanova estaría en el entorno de 750 millones de euros». «Teniendo en cuenta las informaciones hechas públicas recientemente por el propio consejero delegado que apuntan a un Ebitda de 140 millones de euros a partir de 2020, NPVA alcanzaría un ratio de deuda/ebitda inferior a 5,5 perfectamente comparable con la media de la industria», añade la antigua Pescanova.

Siendo ésta una solución menos onerosa para los acreedores, se podrían reforzar los fondos propios de Nueva Pescanova sin necesidad de canje de deuda en capital, mediante conversión total o parcial en crédito participativo de alguno de los tramos de deuda, como por ejemplo el tramo junior que no vence hasta el año 2029.

El consejero delegado de la Nueva Pescanova aseguraba en una entrevista que la deuda de los 1.200 millones de euros es «insostenible». «La empresa no genera la rentabilidad suficiente para poder pagar los costes financieros y atender sus compromisos, porque nuestro ebitda (resultado bruto operativo) es de 35 millones», afirmó. Asimismo, apuntó que el objetivo final es elevarlo a 140 millones. «Debemos bajar el ratio de deuda ebitda porque ahora es insostenible. Es lo que hemos planteado a los accionistas y están trabajando en ello», aseguró.

Noticias Relacionadas: