La OCU pide retirar dos modelos de juguetes conectados a la red wifi

La OCU pide retirar dos modelos de juguetes conectados a la red wifi

20 diciembre, 2017
|
Actualizado: 20 diciembre, 2017 14:43
|

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) la retirada de dos juguetes conectados a la red wifi por la probabilidad de que atenten contra la privacidad de los consumidores.

Se trata de los juguetes Jumping Race Jett, de Parrot, y Rovospy, de Juguetrónica, porque según la OCU presentan «importantes fallos» que también pueden poner en peligro el derecho a la intimidad y a la propia imagen.

La organización de consumidores ha llegado a esta conclusión después de analizar cinco modelos diferentes de juguetes conectados, que son Turbo Dave, Teksta y BB8, además de los dos anteriores.

La organización explica que ha comprobado que alguien con conocimientos informáticos, a través de su ordenador personal, puede manejar en remoto los citados juguetes, porque tienen wifi abierto -no es necesario ni usuario, ni contraseña- y los contenidos se almacenan y transmiten sin cifrar.

Por tanto, prosigue la OCU, alguien que no sea el propietario del juguete puede tomar el control, ordenar sus movimientos, realizar fotografías, grabar imagen y sonido, y todo ello en tiempo real.

Además de pedir a la AECOSAN, perteneciente al Ministerio de Sanidad, que retire estos juguetes, ha contactado con las empresas fabricantes para advertir de esos riesgos y les ha urgido a tomar las medidas necesarias para minimizarlos para que estos objetos sean seguros.

La OCU también alerta de que la normativa de seguridad de los juguetes y la de los productos «no tiene en cuenta los riegos que la conexión a internet supone».

Noticias Relacionadas: