La patronal de la Logística denuncia a Amazon Flex por pagar a particulares para hacer entregas

La patronal de la Logística denuncia a Amazon Flex por pagar a particulares para hacer entregas

26 junio, 2018
|
Actualizado: 26 junio, 2018 11:42
|
PUBLICIDAD

La Organización Empresarial de Logística y Transporte (Uno) ha puesto el foco judicial y administrativo sobre Amazon Flex, la plataforma que utiliza Amazon para llevar los pedidos a través de particulares, una práctica prohibida por ley sin la correspondiente autorización del Ministerio de Fomento.

En los anuncios de Internet, Amazon Flex pide a los particulares inscribirse para realizar el transporte de mercancías para terceros, pese a que por ley se exige una licencia específica para realizar este servicio. No son pocos los casos en los que aparecen familias enteras, matrimonio e hijos, para realizar un servicio profesional. «Sé tu propio jefe», se publicita la filial del gigante estadounidense en España, y «obtén ingresos extras», hasta el límite de 28 euros por dos horas de servicio. 

No obstante, aunque la demanda de particulares se dispara, la empresa no puede realizar este tipo de servicios a través de particulares, sino de conductores con la respectiva licencia y vehículos homologados para el transporte. Y no, no vale cualquier vehículo.

Según la patronal de Logística, Uno, Amazon estaría utilizando personal no contratado y vehículos particulares sin licencia incumpliendo así la ley orgánica del Transporte Terrestre. Debe ser el Ministerio de Fomento quien determine la concesión de estas licencias, por lo que Uno ha puesto en conocimiento de la Administración esta irregularidad, al mismo tiempo que se está ultimando una querella contra Amazon Flex por realizar de forma irregular este servicio, según ha señalado la patronal a preguntas de Intereconomía.com.

«Prácticas anticompetitivas introducidas bajo la excusa de la llegada de la digitalización»

De momento, la patronal ha exigido la investigación sobre Amazon Flex a las administraciones públicas, ante su «preocupación por actuaciones que están llevando a cabo Amazon, a través de Amazon Flex, y también otras compañías, relacionadas con la flota de reparto». En este sentido, pone de manifiesto «las colas de vehículos particulares que se producen en las plataformas logísticas de esas empresas» sin que se cumplan las condiciones requeridas por ley. Además, se están utilizando recursos humanos no vinculados laboralmente con la empresa, por lo que no están autorizadas para realizar este tipo de transporte.

«No es legal de ninguna forma hacer reparto en coches particulares», ha asegurado Uno, así como ha subrayado que están en contra de «precarizar esta actividad y de introducir la explotación laboral en el reparto de mercancías». Si se confirmaran las irregularidades, según Uno, serían «prácticas anticompetitivas introducidas bajo la excusa de la llegada de la digitalización».

«Nuestras empresas hacen un uso intensivo de las nuevas tecnologías como motores de competitividad y eficiencia, pero eso no puede convertirse en una excusa para desregular el sector, precarizarlo y convertirlo en una selva», ha añadido la patronal.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD