La patronal de la banca solo ve concentración bancaria si llegara el «duopolio»

La patronal de la banca solo ve concentración bancaria si llegara el «duopolio»

22 junio, 2017
|
Actualizado: 22 junio, 2017 11:53
|
PUBLICIDAD

La patronal de la banca, AEB, niega que exista la concentración bancaria, donde el 70% del dinero está en manos de los cinco grandes bancos. A su juicio solo saltarían las alarmas en caso de duopolio o monopolio.

José María Rodán, presidente de la Asociación Española de Banca, cree que el paronama bancario español es adecuado para el tamaño de España y asegura que el número de entidades no es relevante hasta que se trate de un monopolio o duopolio.

Durante su intervención en un curso sobre economía digital organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), ha reconocido que en España se ha producido en los últimos años un proceso de concentración evidente, pero partiendo de un país sobrebancarizado que ahora está en niveles adecuados de prestación de servicios.

En España, las cinco grandes entidades financieras acaparan 7 de cada 10 euros, mientras que el resto se reparten tan solo el 30%. Con una competencia no sólo adecuada sino «salvaje» en el sector, algo muy positivo, España tiene un grado de concentración bancaria mayor que otros países más grandes y menor que otros más pequeños, muy adecuado a su tamaño.

En los años 80, había en España siete grandes bancos: Bilbao, Vizcaya, Popular, Central, Hispano, Banesto y Santander, que no era precisamente el más grande de todos ellos. De esos, siete, cinco, Santander, Banesto, Central, Hispano y Popular forman hoy el grupo Banco Santander.

Desde Europa el mensaje es que el continente aún está sobrebancarizado, y en España «se han hecho los deberes«, aunque aún es preciso que se lleven a cabo nuevas fusiones y, sobre todo, que la Unión Bancaria llegue al inversor minorista. Con la crisis llegó la reestructuración de la banca y numerosas cajas intervenidas han acabado en manos de bancos como BBVA, Caixabank o Sabadell.

Sobre qué sería más conveniente, si que se fusionen entidades pequeñas entre si o entre una grande y una más pequeña, Roldán ha admitido que «lo mejor es lo que interese al comprador y al adquirido», y en el actual entorno regulatorio «el tamaño es relevante». La regulación, ha añadido, no deja de ser un coste fijo, pero tendrán que ser las propias entidades las que decidan, siempre y cuando no se fuerce a nadie.

Roldán ha insistido en que, más allá del número de entidades por país, «la dimensión europea va a ser cada vez más importante«, aunque para ello es necesario que se armonice la regulación porque «si no logramos que la unión bancaria tenga operadores paneuropeos habremos fracasado».

En ese sentido, ha apuntado a la importancia que tendrán los nuevos operadores digitales, que «tienen una capacidad de penetración enorme» y «en la medida que exista una oportunidad (de negocio) van a ir a por ella«.

Preguntado si el proceso de concentración de entidades supondrá nuevos cierres de oficinas, Roldán ha considerado que es «difícil» de responder porque «el cliente está operando de una manera muy distinta», cada vez más digital, aunque ha descartado que «la oficina bancaria vaya a desaparecer».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD