PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Semana Santa, refuerzos y paros en el transporte de viajeros

La operación salida de Semana Santa, que empieza este viernes, traerá consigo un refuerzo del transporte por tierra, mar y aire a fin de atender una campaña que estará marcada por las huelgas que los sindicatos han convocado en los diferentes modos de transporte.

PUBLICIDAD

El operativo especial en carretera con motivo de la Semana Santa, que se prolongará desde las 15:00 horas de este viernes hasta las 00:00 horas del lunes 22, prevé 15,5 millones de desplazamientos de largo recorrido, el 7,4 % más que el pasado año.

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera para este fin de semana 3,9 millones de desplazamientos y un mayor volumen a partir del próximo miércoles.

Se calcula además que los conductores españoles gastarán 29,7 millones de euros más en carburante, según un informe de UniversalPay.

PUBLICIDAD

En cuanto a la red de autobuses, la oferta aumentará un 40 % hasta 5,5 millones de asientos, según Confebus, que afirma que este modo concentrará el 55 % de los desplazamientos, frente a 22,5 % del sector aéreo, el 20,5 % del tren y el 2 % marítimo.

Renfe ha programado tres millones de plazas para viajar entre el 12 y el 22 de abril y ha incrementado la capacidad disponible del ferrocarril con 150.000 plazas extra y reforzado un 20 % los AVE en los días punta.

La compañía ferroviaria va a registrar este viernes uno de los días con mayor número de viajeros del año y ofrece 320.000 plazas, con un refuerzo del 14 % en AVE y larga distancia y del 6 % en media distancia y Avant, mientras que ha programado un 20 % más de oferta el domingo y ha alargado el refuerzo hasta el lunes 22 en la operación retorno.

Paros en el transporte en Semana Santa

La Semana Santa coincidirá con los paros parciales que los vigilantes de seguridad de Madrid han convocado en Renfe Operadora entre el 18 y el 28.

PUBLICIDAD

CCOO ha convocado el miércoles 17 de abril una huelga de 24 horas en Adif, Adif Alta Velocidad o Puertos del Estado por el bloqueo de los convenios colectivos, a la que se añade una posible huelga de 24 horas convocada por el sindicato de maquinistas Semaf para el martes 23.

En cuanto al transporte aéreo, Aena espera más de 10,4 millones de pasajeros en los aeropuertos de su red entre el 12 y 22, periodo para el que hay programados 63.595 desplazamientos.

El aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas tiene programados 11.292 vuelos para este periodo, con más de 2,2 millones de plazas, y este viernes, con 1.236 vuelos programados y 217.879 asientos, es el día de mayor movimiento.

Se han programado 10.850 vuelos y más de dos millones de plazas para el aeropuerto de Barcelona-El Prat y este viernes es también el de más vuelos programados con 1.062, aunque el mayor número de plazas ofrecidas recaerá en los días 21 y el 22, con la operación retorno, y 192.794 y 198.255 plazas respectivamente.

Iberia programará 34 vuelos adicionales entre el 13 y el 22 desde Madrid a destinos europeos como Budapest, Londres o Praga; Dakar y Marrakech, en el norte de África; y Tel Aviv, en Israel.

Los más demandados de la aerolínea en corto y medio radio serán: Londres, París, Roma o Venecia y, en largo radio, Nueva York, Miami, Lima o Río de Janeiro.

Air Europa reforzará también su servicio con más de 16.600 plazas distribuidas en 95 vuelos entre la Península y Baleares -78 vuelos más- y las Islas Canarias y Madrid y Bilbao -17 vuelos más-. La nueva oferta incluirá un refuerzo entre Madrid-Barcelona.

El tráfico aéreo estará marcado además por los paros convocados por el Sepla en Air Nostrum para los días 15, 16, 17, 22, 23 y 24, y por la huelga convocada por USO y UGT el 21 y 24 en el sector del handling.

A ello se suma una huelga indefinida de vigilantes de seguridad de Ilunion en el aeropuerto de Barajas a partir de este viernes 12.

Trasmediterránea ha reforzado la línea marítima entre Melilla y Málaga con salidas extraordinarias los días 13, 18 y 21. Además, cubrirá conexiones entre Barcelona y Mahón para atender el incremento de la demanda.

En el caso de Balearia, las líneas de ferri más demandadas serán Barcelona-Ciutadella, la ruta Dénia-Formentera, y la conexión entre Alcúdia y Ciutadella.