PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), junto a la vicepresidenta tercera del Ejecutivo y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La subida del IVA a los refrescos llega en el peor momento para la hostelería y para las rentas más bajas

La patronal de la industria alimentaria ha calificado de “injusta y discriminatoria” la subida del IVA a los refrescos incluida en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 que el Gobierno ha enviado a Bruselas y que eleva el tipo a aplicar del 10 al 21 %.

“La medida va a retraer de manera considerable el consumo (…) y va a impactar más gravemente a las rentas más desfavorecidas, las más afectadas por la crisis”, han advertido este viernes los responsables de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

En un comunicado, la patronal ha censurado la actitud del Ejecutivo por considerar que la decisión de gravar con un tipo más alto las bebidas azucaradas y edulcoradas “sólo tiene un efecto recaudatorio”, mientras que el Gobierno habla de una subida disuasoria dirigida a favorecer “hábitos más saludables”.

“Estas medidas no cambian hábitos y además no tienen ningún efecto probado sobre la salud ya que la obesidad y el sobrepeso tienen un origen multifactorial”, ha argumentado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, quien también ha apuntado que se trata de una “gran falta de sensibilidad con un sector como el de la hostelería, gravemente afectado por la pandemia”.