PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Correos

Las 4 medidas que pide la AIReF para que Correos sea rentable

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) propone que se flexibilicen las obligaciones de servicio postal universal impuestas a Correos con cuatro medidas para disminuir su coste y limitar su compensación a zonas rurales o áreas donde los bajos volúmenes no permiten una rentabilidad adecuada.

PUBLICIDAD

El Estado ha encomendado a Correos una serie de servicios públicos que deben ser prestados a un precio asequible para todos los usuarios y por los que la entidad recibe una compensación por la carga financiera que soporta para poder prestarlos. Para flexibilizar estas obligaciones y aliviar su coste, la AIReF aboga por:

1.-Reducir el número de días de entrega (actualmente de 5), «siempre y cuando se garantice la calidad del servicio», como ya han hecho países como Italia, donde en las zonas con menor densidad de población se reparte en días alternos.

2.- Que se valore la posibilidad de externalizar la red, como ocurre en países como Francia o el Reino Unido, y que no se fije el número mínimo de oficinas con las que debe contar Correos para prestar el servicio postal universal, añade la AIReF en su séptimo informe sobre gasto público.

PUBLICIDAD

3.- Tres alternativas de compensación: compensar sólo el despliegue de la red postal en zonas rurales (menos de 5.000 habitantes) o los centros que concentran un volumen reducido de envíos y no pueden aprovechar las economías de escala o aquellos que superen determinados niveles de eficiencia.

4.- Para mejorar la eficiencia del operador y ante la caída de los envíos tradicionales, la AIReF aboga por apoyar la transición de Correos hacia mercados como el de la paquetería urgente, así como realizar un plan de eficiencia que permita reducir los costes actuales de compañía.

«Si Correos fuera más eficiente, el coste para el Estado sería mucho menor», han señalado fuentes de la AIReF, que han explicado que no se trata de recortar la plantilla de la entidad sino de buscar nuevos productos y vías de ingresos y emplear en ello a los trabajadores que ya no necesita un servicio postal tradicional en declive.

Según los datos incluidos en el informe, Correos ha recibido compensaciones a cuenta por valor de 1.099 millones de euros entre 2011 y 2018, cifra a la que se sumarán previsiblemente 150 millones en 2019 y 180 en 2020.

PUBLICIDAD