PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Un avión de Air France vacía el depósito sobre un bosque francés

Las aerolíneas cargan contra la nueva ecotasa en Francia

La plataforma Airlines for Europe (A4E), que agrupa a las mayores compañías aéreas de la Unión Europea (UE), puso en duda este martes la eficacia de la ecotasa a la aviación anunciada por Francia y abogó por buscar soluciones para un desarrollo sostenible del sector en vez de cargarle de impuestos.

PUBLICIDAD

«En vez de introducir nuevos impuestos, que no hacen nada para que la aviación sea más sostenible, los gobiernos de la UE deberían apoyar las iniciativas en sostenibilidad de las aerolíneas en investigación y desarrollo», declaró a Efe el director gerente de A4E, Thomas Reynaert.

El Gobierno francés anunció este martes que a partir de 2020 aplicará un gravamen de hasta 18 euros a los vuelos que despeguen de Francia, salvo a los que vayan a Córcega y a los departamentos de ultramar y a los que hagan correspondencia.

«La idea de que las aerolíneas no están contribuyendo a reducir nuestra huella ambiental es un mito. Al contrario, las aerolíneas europeas pagan algunos de los impuestos de aviación más altos del mundo, impuestos que originalmente se propusieron para beneficiar al medioambiente», agregó Reynaert.

PUBLICIDAD

Para A4E, cargar con más impuestos a la aviación, sumado a los pagos del sistema europeo de comercio de emisiones (ETS) y al futuro sistema internacional Corsia, que empezará a funcionar en 2021, colocaría «a las aerolíneas de la UE en una seria desventaja competitiva y perjudicará a los consumidores al hacer que sea más caro volar».

La idea de un eventual gravamen a las compañías aéreas en el conjunto de la UE es un asunto que lleva meses rondando las reuniones de ministros en Bruselas, con Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo al frente de los países que abogan por aplicar un impuesto medioambiental a la aviación comercial europea.

Por parte de España, la ministra de Economía española en funciones, Nadia Calviño, afirmó este martes que una tasa al sector de la aviación que grave el queroseno utilizado como combustible no es la «primera opción» para España en materia de impuestos medioambientales.

«Nuestro país tiene una serie de características específicas, desde el punto de vista del peso del sector turístico, de nuestro carácter periférico con respecto a Europa, con respecto al peso de las islas en nuestro territorio, que hace que no sea la primera opción cuando estamos pensando en imposición medioambiental por su posible impacto», dijo Calviño, quien recordó que por ahora no hay ninguna propuesta concreta sobre la mesa a nivel europeo.

PUBLICIDAD

El pasado 6 de junio en una reunión de ministros de Transporte de la UE en Luxemburgo, el ministro español de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, pidió que antes de avanzar hacia una posible tasa europea se estudie la situación fiscal de cada Estado porque se parte de regímenes diferentes, incluidos los terceros países.

Una oenegé medioambiental filtró a la prensa el pasado mes de mayo un informe financiado por la Comisión Europea (CE) y finalizado a mediados de 2018 que señala que gravar el queroseno a los vuelos en la UE reduciría en un 11 % las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la aviación.

Airlines for Europe celebra mañana, miércoles, en Bruselas una conferencia de prensa para analizar el tráfico aéreo en verano en la que particiaparán los consejeros delegados de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh; de Brussels Airlines, Christina Foerster; y de Ryanair, Michael O’Leary; en la que también se abordará el asunto de la ecotasa a la aviación.