PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Salón de juego de Codere

Las agencias de riesgo ponen contra las cuerdas a Codere

Moody's rebaja de B2 a B3 su nota y S&P lo pone en perspectiva negativa

Tanto Moody’s como S&P han puesto en alerta a Codere por el bajo avance de sus ingresos y su exposición en Argentina

PUBLICIDAD

Moody’s ha rebajado un punto la calificación de Codere, de B2 a B3 (ambos bono espculativo), por la ausencia de crecimiento en los ingresos, un menor rendimiento operativo y los riesgos en Argentina

Además, ha rebajado la calificación crediticia de sus bonos senior garantizados de B2 a B3, con perspectiva estable.

La revisión de Moody’s llega después de que la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) haya puesto en perspectiva negativa la nota de la compañía de juego privado por los posibles riesgos a la hora de refinanciar dichas emisiones de bonos -500 millones de euros y 300 millones de dólares y con vencimiento en octubre de 2021-.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Codere ha afirmado que no comparte la decisión adoptada por Moody’s y que mantiene sus objetivos de resultado bruto de explotación (ebitda) en 2019 a pesar de la incertidumbre macroeconómica en Argentina.

«Entre tanto, la compañía continúa ejecutando su plan de transformación para aumentar su ebitda ajustado en los próximos años. Uno de los objetivos claves de este plan es la reducción de la exposición a Argentina»,

Para Standard & Poor’s (S&P), perspectiva negativa

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha puesto en perspectiva negativa la nota de la compañía de juego Codere ante los posibles riesgos a la hora de refinanciar bonos por importe de 500 millones de euros y de 300 millones de dólares (272 millones de euros), respectivamente.

La agencia ha señalado que Codere podría encontrar más difícil refinanciar sus bonos con vencimiento en octubre de 2021 dada la evolución del peso argentino, la política gubernamental, los controles de capital o las limitaciones en la repatriación del flujo de efectivo para las empresas extranjeras.

PUBLICIDAD

Aunque la exposición actual de Codere en Argentina es sustancialmente menor que la que tenía en 2013, S&P destaca que aún representa alrededor del 25 % del ebitda consolidado del grupo.

De hecho, la agencia ha avanzado que podría reducir las calificaciones si Codere no logra un progreso sustancial en dicha refinanciación en los próximos seis meses.

En este sentido, S&P cree que existe una alta probabilidad de que la compañía no tenga éxito en los próximos seis meses y prevé que los flujos de efectivo se erosionen en 2019 y 2020 como resultado del debilitamiento de las condiciones económicas y la situación en Argentina.

La agencia de medición de riesgos anticipa que Codere se enfrentará a dificultades para repatriar el efectivo a Europa y recuerda que ya en 2014 la compañía incumplió con el pago de 31,6 millones de euros de intereses por sus pagarés senior.

PUBLICIDAD

A pesar de las incertidumbres macroeconómicas, S&P sostiene que Codere sigue siendo uno de los líderes del mercado en la industria del juego y el operador número uno de salas de juego en Buenos Aires y México.