Las eléctricas, en contra de la intervención del mercado que industrias y sindicatos apoyan

Las eléctricas, en contra de la intervención del mercado que industrias y sindicatos apoyan

18 marzo, 2022
|
Actualizado: 18 marzo, 2022 19:50
|

La patronal eléctrica se opone a la intervención del mercado eléctrico, después de que España y Portugal hayan anunciado su intención de poner un tope de 180 euros el megavatio/hora (€/MWh) al precio de la electricidad, mientras que industria y sindicatos sí apoyan su reforma para desvincularlo del precio del gas.

Aelec -una organización de la que son socios las dos grandes eléctricas españolas (Iberdrola y Endesa) y EDP, pero en la que ya no está Naturgy (la tercera del país y que es también el principal operador del mercado de gas español)- considera que el mercado mayorista eléctrico «no está fallando», sino que refleja la situación excepcional en el mercado del gas.

«Hay que seguir trabajando de forma alineada con el diseño de mercado europeo en vigor tanto en gas como en electricidad, evitando medidas de intervención y apostando por las medidas que incrementen la estabilidad de los mercados a largo plazo», ha dicho la patronal este viernes en un comunicado.

Ha advertido que cuestionar el diseño de mercado definido en Europa ralentizaría las inversiones en renovables y ha recordado que cualquier intervención debe perseguir un beneficio para todos los consumidores (de gas y eléctricos), tanto industriales como hogares.

Además, ha dicho que «una intervención en el mercado eléctrico no soluciona los problemas de los consumidores de gas, es más compleja técnicamente, y genera importantes distorsiones en los distintos mercados físicos y financieros en los que se opera».

Aelec reclama que, si se adoptan medidas de intervención, se centren en el origen del problema, que es el precio del gas, y pide que se preste atención a quiénes son los afectados por los altos precios en el mercado mayorista eléctrico.

Según sus datos, en España los afectados son los consumidores domésticos con tarifa regulada o PVPC, que es la que tienen, entre otros, los beneficiarios del bono social eléctrico (un descuento en la factura de la luz para los consumidores vulnerables) y los industriales que no han cerrado contratos a plazo.

El consumo de los primeros es de en torno a 27 teravatios hora (TWh) al año y el de los segundos cerca de 30 TWh, que sumados suponen algo más del 20 % del consumo total eléctrico en España.

Por eso, Aelec reclama centrarse en dar solución a la parte que se ve verdaderamente afectada por los altos precios del mercado mayorista.

Algunas fuentes del sector consideran que se le podría dar solución por otra vía con el adelanto en un año el ajuste en la retribución a las plantas del régimen específico de retribución a las renovables o Recore, que ahora están disfrutando de ganancias por los altos precios del mercado eléctrico (muy superiores al precio de referencia que tienen garantizado) hasta que se les haga el ajuste el 1 de enero de 2023.

Según estas fuentes, estas instalaciones renovables reguladas producen 90 TWh anuales, energía más que suficiente para cubrir esos 57 TWh más afectados y, si se acuerda que este año lo que cobren sea 60 €/MWh, se inyectaría energía a precio razonable que aliviaría a los afectados por las subidas, sin que la rentabilidad final que tienen pactada se vea comprometida.

APOYO DE LA INDUSTRIA A DESACOPLAR EL GAS

Sin embargo, grandes asociaciones de la industria, como la siderúrgica Unesid, la química Feique y la de grandes consumidores de electricidad Aege, quieren que se modifique el mercado eléctrico para que se desvinculen los combustibles fósiles de la formación del precio de la electricidad, pues «ni topes artificiales de los precios, ni medidas fiscales, son válidos en estos momentos de emergencia».

Estas asociaciones, que reúnen más del 80 % del consumo eléctrico industrial en España, han remitido una carta a los comisarios europeos de Mercado Interior y de Energía para que en el Consejo Europeo que se celebrará el 24 y 25 de marzo se decida a reformar el mercado marginalista eléctrico mientras dure la crisis energética al desacoplar el precio del gas y el carbón de la fijación del precio eléctrico.

Los sindicatos de industria apoyan también esta medida y la Federación de Industria de UGT ha instado a la CE a modificar el actual sistema de fijación de precios de la electricidad para desligar el precio del gas del mercado eléctrico mayorista diario, si se quieren evitar cierres y paradas en las industrias, así como la pérdida de empleo o expedientes de regulación temporales de empleo (ERTE).

La presidenta del grupo Red Eléctrica (que incluye al operador del mercado eléctrico), Beatriz Corredor, también respalda esa reforma del mercado.

Ha recordado que ya hace tiempo el Gobierno español dijo que «el sistema marginalista de fijación de precios que rige en la UE es ineficiente, tal y como está regulado», pues se diseñó en un momento en el que las principales tecnologías de generación eran distintas a las actuales y el peso de las renovables diferente.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dicho que espera que el Consejo Europeo apoye la propuesta de España y Portugal, pero, si no es así, España será «pionera en el tope del precio del gas».

El Ejecutivo adoptará la «medida más eficaz» para que no se produzcan «beneficios injustificados por parte de determinadas empresas que aprovechan la coyuntura del mercado eléctrico», ha añadido.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos (socio del PSOE en el Gobierno) dijo el jueves que topar el precio máximo de la electricidad no es suficiente y propuso un recargo impositivo a las eléctricas.

LOS PAÍSES DEL SUR DE LA UE URGEN A REFORMAR EL MERCADO ELÉCTRICO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha continuado este viernes con sus encuentros con máximos mandatarios europeos para conseguir apoyos a esa reforma del mercado eléctrico que propone España.

Por la mañana, se ha reunido en Roma con los primeros ministros de Italia, Mario Draghi; Portugal, António Costa; y Grecia, Kyriakos Mitsotakis (éste por videoconferencia al estar contagiado por coronavirus), y esta noche lo hará en Berlín con el canciller alemán, Olaf Scholz, reuniones a las que se sumará el lunes otra en París con el presidente francés, Emmanuel Macron.

En la reunión en Roma, los jefes de Gobierno de España, Italia, Grecia y Portugal han instado a la UE a una reforma inmediata, y Sánchez ha dicho que la UE no puede esperar «ni un día más» para adoptar medidas para reformarlo y tiene que ser en el Consejo Europeo de la semana que viene.

Sánchez se ha ratificado en que España aguardará a ese Consejo Europeo para aprobar el 29 de marzo sus medidas en un Consejo de Ministros del que saldrá el plan para hacer frente a las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Entretanto, el Gobierno sigue en España con sus contactos con agentes sociales, grupos parlamentarios, comunidades autónomas y sectores afectados por la crisis para conocer todas las posiciones antes de aprobar ese plan de respuesta a la guerra de Ucrania, que quiere que cuente con un respaldo unánime.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: